Una anciana, grave al arder un piso del bloque donde vivía

Una anciana de 87 años permanece ingresada en estado grave por inhalación de humo en un incendio ocurrido ayer en el edificio en el que vivía. El fuego se produjo en el primer piso del número 24 de la calle de Alcañiz, en el barrio de Las Delicias. Josefina Andina que, según los vecinos, sufre problemas respiratorios, tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Clínico, donde permanece en la UCI, según explicaron desde el Gobierno de Aragón.

Los hechos ocurrieron a las 10.30, cuando, por causas que todavía se desconocen, el piso que corresponde a la letra C de la primera planta ardió. El humo inundó la escalera, que causó un efecto chimenea, e invadió los pisos superiores. Al parecer, los propietarios del inmueble incendiado salieron a la terraza cuando vieron las llamas. Desde allí, pudieron acceder al techo de una parcela contigua, de menor altura.

“La barandilla de la escalera estaba ardiendo y por allí no se podía subir, así que, desde el techo del edificio de al lado, los bomberos saltaron a mi terraza, y desde ahí a la del piso siniestrado”, afirmó Mari Carmen Mora, vecina de enfrente.

Cuando la escalera estaba aireada, todos los vecinos fueron saliendo por su propio pie, ayudados por los bomberos. La afectada, que vivía en el cuarto, tuvo que ser evacuada a través de la ventana con una grúa. “Estaba muy mal porque debía de padecer de los pulmones”, explicó un vecino.

A las 12.30, dos horas después de que se desatara el fuego, los bomberos ayudaban a salir por la escalera a la última persona que quedaba en el edificio. Se trataba de una anciana, que no corría peligro porque el humo no había llegado a su piso.

Conforme avanzó la mañana, los vecinos -12 familias en total- subieron a sus viviendas para coger lo básico, ya que les advirtieron de que tendrían que pasar la noche fuera. Lo hicieron de dos en dos y acompañados por un agente de Policía. A Pilar Aranda, del tercero, el incendio la pilló durmiendo. “Oí gritos y cuando me di cuenta mi casa estaba llena de humo. Puse toallas mojadas en las puertas de mi habitación y esperé hasta que ventilaron el rellano y pude salir”, explicó.

Además de la anciana, otros cuatro adultos y un bebé fueron trasladados al hospital también por inhalación de humo, aunque, según informaron los bomberos, no temían por su estado y el niño fue dado de alta durante la tarde de ayer.Según explicaron varios vecinos, en el piso siniestrado vivían muchas personas, todas ellas de nacionalidad ecuatoriana. “Se emborrachan en la escalera y se ponen en medio”, aseguró Pilar Aranda. Al parecer, los gritos y las fiestas son constantes en la casa. El descontento generalizado del resto de habitantes del edificio es manifiesto. “Siempre tenemos que llamar a la Policía para que vengan a poner orden”, explicó.

A la espera de que se esclarezcan las causas del incendio, una patrulla de técnicos municipales valora los posibles daños del inmueble.

http://www.heraldo.es/heraldo.html?noticia=208692 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: