Una mujer en estado de coma tras saltar de un balcón huyendo de los golpes de su pareja

La mujer, N.J.C.J., de 26 años, cayó desde el balcón de su casa -una vivienda de alquiler en la esquina de la Plaça Jaume II con la calle de La Pau, donde vivía con su pareja y sus dos hijos menores de edad- tras intentar huir de su agresor. Pese a que un joven amortiguó su caída, no pudo evitar finalmente que la cabeza de la mujer impactara contra la calzada. Según las primeras informaciones, el esposo de la víctima, L.S.P.P., de 23 años y también de nacionalidad ecuatoriana, tiene al menos dos denuncias por malos tratos.

Las desavenencias de la pareja eran de sobras conocidas por los vecinos, que no parecían excesivamente sorprendidos por lo ocurrido. Las empleadas de un negocio cercano comentaban ayer que en más de una ocasión tuvieron que llamar, de hecho, a la Policía para que acudiera al domicilio. Todos los vecinos aseguran que las riñas eran frecuentes y que el esposo tiene un carácter violento.

Según el relato de los testigos -la Policía ha localizado al menos a cuatro personas-, los hechos ocurrieron después del mediodía, cuando la pareja inició en plena calle una nueva disputa, que se trasladó al poco tiempo al interior del domicilio. Los acontecimientos se precipitaron cuando la mujer salió al balcón para escapar del acoso de su marido.

Según relató una testigo a las cámaras de IB3, la víctima no paraba de gritar: «¡Me has pegado, me has pegado!, ¡no quiero vivir!». L.S.P.P. retenía a la esposa por uno de los pies, mientras su cuerpo oscilaba como un péndulo. Finalmente, se precipitó.

Tres hombres, entre ellos el hijo de un herrero de la zona, la recogieron, consiguiendo amortiguar parcialmente su caída. La mujer quedó tendida sobre la acera, donde fue atendida por los servicios de urgencias del 061 y evacuada a continuación hasta el Hospital Mateu Orfila de Maó, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Las diligencias del caso fueron remitidas al Juzgado. Según explicó el subinspector de la Policía Local de Ciutadella, Lluís Sánchez, el presunto agresor ha sido puesto a disposición judicial.

Por otra parte, la Guardia Civil efectuó ayer un total de cinco detenciones por violencia doméstica en Baleares. Concretamente, en Palmanova se retuvo a Juan Miguel M. M, de 48 años, y a Manuel R. B., de 42 años. En Pollença, la Guardia Civil detuvo a Gragorz S., de 39 años y nacionalidad polaca, en Vilafranca al ecuatoriano Christian V. B., de 23 años, y en Ibiza a Pedro G. R., de 52 años.

http://www.elmundo-eldia.com/2007/10/09/illes_balears/1191880820.html 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: