Un ciudadano chino, condenado a dos años y medio por explotar a compatriotas en un taller clandestino

AGENCIAS
13 de octubre de 2007

Un ciudadano chino ha sido condenado a dos años y medio de cárcel como responsable de un taller clandestino de confección, donde, según el fiscal, sometía a varios compatriotas ‘sin papeles’ a ‘jornadas draconianas’ de quince horas diarias y salarios muy por debajo del convenio en el sector textil.

El juicio, fijado para el próximo día 19, no se celebrará porque el acusado C.W. ha reconocido los hechos y ha aceptado la pena solicitada por el fiscal, que la ha rebajado respecto a los cinco años de cárcel que solicitaba en su calificación provisional, dijeron fuentes del caso.

Según el fiscal, el procesado, que estaba en situación ilegal en España, ‘conocía y se aprovechaba’ de que sus empleados también carecían de permiso de residencia y trabajo.

Un registro policial en el taller situado en la calle Azorín de Sevilla, realizado el 13 de junio de 2007, descubrió trabajando a catorce ciudadanos chinos, de los que cuatro tenían permiso de residencia pero no de trabajo, y otros tres estaban en situación de estancia irregular.

Según la Fiscalía, el propio secretario judicial y un inspector de trabajo que acompañaron a la Policía constataron las ‘condiciones draconianas de trabajo, con jornadas que comenzaban a las 10 horas y concluían a la 1.00 horas del día siguiente, hacinamiento, falta de ventilación y de iluminación adecuada, extintores que no funcionaban y vías de salida no expeditas’, y salarios muy por debajo del fijado por el convenio del sector textil. KOD

http://www.informativos.telecinco.es/taller_clandestino/chino/condena/dn_55587.htm

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: