Condenan a 20 años a dos franceses y un marroquí por el secuestro de un hombre por 60.000 euros

MALAGA, 25 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a 20 años de prisión a dos argelinos de nacionalidad francesa y a un marroquí por secuestrar a un hombre, por un asunto relacionado con drogas, al que golpearon y amenazaron con arrancarle trozos de carne con unos alicates. Querían pedir 60.000 euros a sus familiares por su liberación.

Los hechos sucedieron en mayo de 2006 cuando la víctima estaba en su vivienda en la capital y entró un hombre, al que no le afecta esta sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, y le acusó de estar implicado en la sustracción de una importante cantidad de hachís que se encontraba en la casa y comenzó a pegarle.

Su compañero de piso, que también estaba acusado pero que ha sido absuelto en esta sentencia de la Sección Octava, intentó evitar que le agredieran. El desconocido decidió secuestrar al hombre y junto con otro hombre sin identificar lo trasladaron en un coche conducido por el que compartía la vivienda hasta la localidad granadina de Zafarraya.

En una vivienda de dicho municipio, el hermano del compañero de piso, condenado por estos hechos, y los dos hombres sin identificar lo ataron y golpearon, obligándolo a que hablara con un amigo para que le pidiera a su padre 60.000 euros por la libertad. Además, el cabecilla de los secuestradores amenazó al compañero de piso por mediar a favor de la víctima.

Un día más tarde, llegaron a la casa los otros dos acusados, que han sido condenados, hermanos, ambos de nacionalidad francesa pero de origen argelino, que se habían trasladado desde Francia para hacerse cargo del secuestrado y conseguir cobrar el rescate. Nada más llegar, comenzaron a agredirle y, luego, lo trasladaron de nuevo a Málaga capital y de ahí a Fuengirola.

Gracias a las intervenciones telefónicas se pudo determinar dónde se encontraba el secuestrado, que fue liberado un día después, deteniéndose a los hermanos argelinos, condenados a ocho años de prisión cada uno, que fueron los encargados de la custodia. El tercer acusado ha sido condenado a cuatro años de cárcel, por proporcionar la vivienda en Granada para el secuestro y por encargarse también de la vigilancia.

Respecto al cuarto acusado, aunque la Sala entiende que debió avisar a la Policía de lo que estaba sucediendo, se le absuelve, puesto que el secuestrado declaró que siempre intentó y se entiende que no está demostrada su participación o no en los hechos.

http://www.hispanidad.com/noticia_ep.aspx?ID=20070925180918 



A %d blogueros les gusta esto: