Dos heridos en una persecución de dos ladrones tras localizarlos con un sistema de radiofrecuencia

Una espectacular persecución policial por varias calles de Valencia se saldó en la madrugada de ayer con dos personas heridas, una de ellas un policía local, y dos delincuentes apresados por sustraer un Audi A6 en un chalé de Albalat de la Ribera.

Los hechos se iniciaron sobre las dos de la madrugada. Dos ladrones lituanos entraron con gran sigilo en una vivienda situada en las afueras de Albalat de la Ribera y hurtaron las llaves del coche de alta gama.

Tras apoderarse del Audi A6, los delincuentes se marcharon tan tranquilos con su botín de cuatro ruedas sin saber que el vehículo tenía instalado en un lugar oculto un pequeño localizador.

Este aparato, que funciona a través de una tecnología dual con sistemas de radiofrecuencia y telefonía móvil GSM, se convirtió en el mejor aliado de los guardias civiles y policías que buscaban a los malhechores lituanos.

Una vez que el dueño del chalé denunció la sustracción de su automóvil, sólo hubo que rastrear la señal que emitía el aparato para localizar el Audi A6 en el distrito valenciano de Benicalap.

Así pues, la Guardia Civil informó a la Policía Local de Valencia de la zona aproximada por donde estaba circulando el coche robado, y minutos después de las cinco de la madrugada, una patrulla municipal detectó el turismo en la calle Garbí.

Un policía resultó herido
Los agentes municipales persiguieron a los ladrones hasta la calle Nicasio Benlloch, donde les cerraron el paso con la ayuda de otras cuatro patrullas de la Policía Local.

Sin embargo, los delincuentes lograron eludir el cerco policial tras estrellar el Audi A6 contra los vehículos policiales. Como consecuencia de esta acción, uno de los policías locales resultó herido leve cuando trataba de impedir la huida de los malhechores. Fueron momentos de gran tensión y riesgo para los agentes.

Huyeron en sentido contrario
Los ladrones circularon en sentido contrario por la calle Nicasio Benlloch para escapar de la policía, pero no llegaron muy lejos. Instantes después, el Audi A6 chocó contra un Seat Córdoba, cuyo conductor resultó herido grave. La víctima quedó atrapada dentro de su coche, por lo que fue auxiliada por varios agentes. En la colisión también resultaron afectados un Renault Kangoo y un Suzuki Samurai.

Tras el brutal choque, los delincuentes continuaron la huida a pie. Uno de ellos fue apresado por la Policía Local a escasos metros del lugar donde se produjo el espectacular accidente de tráfico. El individuo ofreció una fuerte resistencia, pero no logró zafarse de los agentes municipales. Su compinche fue detenido por la Policía Nacional en las inmediaciones del Palacio de Congresos.

El conductor que quedó atrapado en su coche fue rescatado minutos después por los bomberos. Una ambulancia trasladó al herido al Centro de Rehabilitación de Levante.

La víctima, cuya identidad responde a las iniciales M. T. D., circulaba correctamente con su automóvil cuando se topó con los delincuentes lituanos.

Miembros de una banda
Según las primeras indagaciones de la Policía Nacional, los dos hombres detenidos pertenecen a una banda de Europa del Este especializada en la sustracción de coches de lujo y en robos en chalés.

Los investigadores tratan de identificar a los restantes miembros del grupo delictivo, aunque los individuos arrestados no colaboraron con los agentes.

http://www.lasprovincias.es/valencia/20071017/sucesos/heridos-persecucion-ladrones-tras-20071017.html

Anuncios



A %d blogueros les gusta esto: