Oleada de robos en un barrio de Carabanchel atribuída por los vecinos a ciudadanos rumanos asentados ilegalmente

Un centenar de ciudadanos rumanos asentados en un basurero situado cerca de un centro de salud del distrito de Carabanchel está en el ojo del huracán. Los vecinos les atribuyen una oleada de robos y la policía informa que algunos de ellos cuentan con antecedentes por ese motivo, siendo presuntos responsables de los “apagones” de luz porque venden el hilo de cobre de las conducciones eléctrica.

Un problema de integración social paralelo se plantea en este asentamiento. Los niños de algunas de esas familias rumanas permanecen sin escolarizar y los padres se hallan en paro.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=184690

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: