España aprueba extraditar al sirio Al Kassar

DPA. MADRID

 

España aprobó hoy la extradición a Estados Unidos por vender armas a las FARC colombianas del presunto traficante sirio Monzer Al Kassar, quien aún puede recurrir la decisión de la Audiencia Nacional española.

Al Kassar se encuentra en prisión preventiva en una cárcel de Madrid desde que fue detenido el pasado 8 de junio al llegar a la capital española procedente de Málaga, en el sur del país.

La captura había sido solicitada por Estados Unidos, que lo reclama por conspiración para proporcionar ayuda y medios a organización terrorista, conspiración para matar a ciudadanos y funcionarios estadounidenses, así como para comprar y usar misiles antiareos y por blanqueo de capitales.

Al Kassar, de 61 años y a quien se relacionó con el menemismo argentino, estuvo ya imputado en causas en España y niega la acusación de tráfico de armas a Colombia, que fue la utilizada por Estados Unidos para solicitar su extradición.

La extradición aprobada por la Audiencia Nacional está condicionada a que el sirio, si es declarado culpable y condenado, no sea ejecutado y a que si lo condenan a cadena perpetua, ésta no sea “indefectiblemente” de por vida.

En la motivación de la extradición, el alto tribunal alega que Al Kassar es traficante de armas internacional desde los años 70. “Ha sido una fuente de suministro de armas y equipo militar para facciones armadas que se dedican a librar conflictos violentos por todas las partes del mundo”, indica, y señala a Nicaragua, Brasil, Chipre, Bosnia, Croacia, Somalia, Irán e Irak.

Además, algunas de esas facciones “han sido organizaciones terroristas” y entre sus objetivos “han incluido atentar contra los bienes de Estados Unidos y los ciudadanos de este país”.

En la vista de extradición, que se celebró el pasado día 4, Al Kassar rechazó ante la Audiencia Nacional ser extraditado a Estados Unidos porque su condición de árabe, en su opinión, le impedirá tener allí un juicio justo.

Según su versión, las autoridades norteamericanas lo reclaman por “venganza política”, tras unas declaraciones críticas con el presidente George W. Bush.

La rapidez con la que Al Kassar y su familia obtuvieron la residencia permanente en Argentina en 1990 se convirtió en una de las causas emblemáticas del menemismo, al ser uno de los primeros escándalos que se desataron bajo la gestión de Carlos Menem.

En España, el traficante fue imputado por la Justicia por su presunta colaboración en el secuestro, en 1985, del barco italiano Achille Lauro, en el que murió un ciudadano estadounidense por herida de bala, y en 1992 fue imputado, entre otras cosas, por presunta pertenencia a organización terrorista. Tras pasar 14 meses en prisión preventiva después de su detención en 1992, la Justicia lo absolvió por falta de pruebas.

La prensa también lo relacionó con el atentado de Lockerbie, en el que un avión de PanAm se estrelló en 1988 en la localidad escocesa con 270 personas a bordo, así como con el atentado contra la embajada israelí en Buenos Aires que en 1992 costó la vida a 29 personas, acusaciones que él niega.

 

http://www.abc.es/20071026/internacional-internacional/espana-aprueba-extraditar-sirio_200710261839.html



A %d blogueros les gusta esto: