Un centenar de rumanos será desalojado de un instituto ocupado en Donostia

AGENCIAS. 09.11.2007

* La ocupación ha generado quejas entre los vecinos por la insalubridad.
* El Departamento vasco de Educación asegura estar “al tanto”.
* CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN

Un centenar de inmigrantes rumanos que ocupan desde hace meses un antiguo instituto profesional del barrio de Martutene, en Donostia, serán desalojados antes de final de año, informa Noticias de Gipuzkoa .

El Departamento de Educación del Gobierno Vasco, propietario del centro de enseñanza en desuso, aseguró que está “al tanto de la situación”, que ha generado numerosas quejas ciudadanas, y que ya ha “tomado cartas en el asunto”. La fecha en la que se producirá el desahucio, no obstante, aún no ha sido fijada.

La consejería, sin embargo, estimó que la expulsión de los ocupantes se producirá “antes de fin de año”. El Departamento de Interior, por su parte, señaló que la Ertzaintza, por el momento, “no ha recibido ninguna orden” para intervenir en el edificio de Martutene. “De momento, estamos a la espera de cualquier mandato de desalojo. Actuaremos en función de las órdenes judiciales”, indicaron desde Interior.
El Departamento de Educación del Gobierno Vasco, propietario del centro de enseñanza en desuso

El alcalde de Donostia, Odón Elorza, ha exigido al Gobierno Vasco que solucione los problemas que está causando en el barrio de Martutene este grupo de rumanos que, según los vecinos, llegan a rondar el centenar y ocupan desde hace al menos cinco meses el local. Según fuentes municipales, el primer edil donostiarra ha remitido dos escritos al respecto al Ejecutivo autonómico y aún no ha recibido contestación.

Los habitantes del barrio afirman que la mayoría de las familias que viven en el instituto son las mismas que fueron desalojadas en mayo de la cercana casa Arruabarrena de Txomin, en Loiola, tras las reiteradas denuncias vecinales por la insalubridad de su situación y las reclamaciones del propietario.

Las quejas de los vecinos de este barrio donostiarra se remontan a hace varias semanas. “Son, principalmente, por el mal olor y los golpes que a veces se oyen”, precisó uno de los vecinos, mientras matizó que, desde fuera, la sensación que generan estos ciudadanos rumanos “no es de peligro”. “Parecen buena gente”, agregó.

http://www.20minutos.es/noticia/303782/0/desalojo/rumanos/instituto/ 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: