Un nuevo control para impedir la venta de droga en Son Banya desata una oleada de disturbios

Los altercados dejan dos coches incendiados con cócteles molotov y más de un centenar con desperfectos.

X.P. PALMA. Un nuevo control policial en Son Banya desató ayer tarde una oleada de disturbios en los alrededores del poblado. Los altercados provocaron por los pobladores dejaron un saldo de dos vehículos incendiados y más de un centenar con graves desperfectos tras ser apedreados. La primeras estimaciones elevan los daños materiales causados a los 120.000 euros.
El detonante de la algarada fue la puesta en marcha de un nuevo control policial en los accesos a Son Banya para impedir la afluencia de toxicómanos al poblado en busca de su dosis de droga, una iniciativa que la Policía ya efectuó el pasado fin de semana. Los agentes iniciaron el dispositivo alrededor de las 15.00 horas, momento en el que cortaron las vías de entrada para no permitir el acceso a todo aquel no residente en la zona. La respuesta de los pobladores a la interrupción de su negocio no se hizo esperar. Más de una decena de jóvenes pasó a la ofensiva descargando su rabia contra una empresa de distribución y almacenaje de vehículos situada en las inmediaciones. Los moradores lanzaron cócteles molotov y piedras a los automóviles, lo que dejó dos coches incendiados y entre 120 y 150 con graves desperfectos a consecuencia de la lluvia de pedradas, según los testigos. La agresión obligó a intervenir a los agentes establecidos en las entradas, lo que dejó vía libre a los compradores de droga para acceder al poblado a adquirir su mercancía. La intervención de un grupo de antidisturbios, una quincena de agentes de la Unidades de Protección y Reacción (UPR), permitió a los policías regresar a sus puestos de control de los accesos a Son Banya. Los graves incidentes causados por los moradores desataron una batalla campal con los agentes cuando éstos intentaron detenerlos. Para ello tuvieron que recurrir incluso a los gases lacrimógenos y a pelotas de goma con el fin de reducir a los asaltantes. Tras sofocar la algarada, el grupo de antidisturbios se sumó al dispositivo de control situado en el lugar para prevenir nuevos incidentes.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1731_10_312566__Sucesos-nuevo-control-para-impedir-venta-droga-Banya-desata-oleada-disturbios

Anuncios



A %d blogueros les gusta esto: