Detectadas en España 172 mafias que mueven 618 millones de euros al año

Las actividades de negocio son el tráfico de armas y drogas, los robos a gran escala, la prostitución o el lavado de dinero negro.

22/12/2007

Madrid. (EFE).- Las Fuerzas de Seguridad del Estado identificaron durante 2006 al menos 172 bandas mafiosas dedicadas al crimen organizado que movieron una cantidad cercana a los 618 millones de euros en el tráfico de armas y drogas, los robos a gran escala, la prostitución o el lavado de dinero negro.

Según los datos aportados por el inspector jefe de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Juan Rueda, durante unas jornadas celebradas en la Universidad Rey Juan Carlos, las fuerzas de seguridad españolas detuvieron sólo en el año 2006 más de 4.200 miembros de estas bandas. Además, según Juan Rueda, el perfil de la organización criminal ha cambiado de forma radical en los últimos años.

La imagen original era una banda, fuertemente jerarquizada y violenta compuesta por ciudadanos extranjeros, bien de Europa del Este o la extinta Unión Soviética, o también de países iberoamericanos como Colombia, Perú o Chile.

Una vez instalados en España y a lo largo de los años, los grupos organizados han ido cambiado su estructura y cada vez con más frecuencia incorporan a ciudadanos españoles, que tienen su propio rol en la organización criminal.

De hecho, la mayoría de las actuales bandas dedicadas al crimen organizado -el 63,5 por ciento- son mixtas, ya que integran a españoles y extranjeros. El 19,9 por ciento de estos grupos está compuesto únicamente por extranjeros, y sólo un 16 por ciento sólo por españoles. No obstante, esta proporción se está invirtiendo, ya que hace apenas cinco años apenas se conocían bandas lideradas por ciudadanos españoles.

El inspector jefe de la UDYCO ha resaltado que la criminalidad organizada y la corrupción son un “binomio inseparable” que expande sus tentáculos sobre todo en países con instituciones democráticas débiles. Juan Rueda ha explicado que a la mayoría de los jefes supremos de estas bandas, no les importa tanto el amasar grandes fortunas, como conseguir a toda costa “poder de influencia” e inmunidad frente al Estado u otras organizaciones delictivas. Para el responsable de la UDYCO, bandas terroristas y crimen organizado también comparten puntos en común.

A su juicio, si a una banda terrorista se le desprende de su supuesto armazón ideológico o político, sus métodos delictivos y criminales terminan pareciéndose mucho a los de una banda criminal de tipo mafioso. Para luchar contra estas organizaciones criminales trasnacionales, Juan Rueda apuesta por la cooperación y el intercambio de información entre las policías de todos los países, así como la colaboración ciudadana, que sigue siendo vital para el desmantelamiento de muchas de estas bandas.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20071222/53420214127.html

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: