Detenidos en Hendaya los atracadores que asaltaron la gasolinera de Llucmajor

JAVIER JIMÉNEZ

Los dos atracadores que el pasado día 3 atracaron una gasolinera de Llucmajor y golpearon salvajemente a la empleada, a la que dejaron inconsciente y con varios dedos rotos, han sido detenidos en Hendaya (Francia).

Daniel S., de 22 años, y Sabrina B., de 20, ambos de nacionalidad alemana, no tenían antecedentes policiales y se emplearon con inusitada violencia. La resolución del caso se planteaba difícil hasta que cometieron un fallo: utilizaron las tarjetas que habían robado en la estación de servicio mallorquina. El atraco se produjo a las 21.30 horas del pasado jueves, cuando la pareja estacionó su vehículo en la gasolinera Repsol de la autopista Palma-Llucmajor, muy cerca del circuito de carreras.

Los dos jóvenes, de aspecto normal, repostaron y después adquirieron bebidas y otros efectos. Entregaron una tarjeta de crédito para pagar, pero la cajera les advirtió que no pasaba. Entonces le comentaron que no llevaban dinero en efectivo y que pasarían al día siguiente a pagar. La empleada, sorprendida, les pidió la documentación y cuando estaba anotando el número de la matrícula uno de ellos la golpeó con un objeto contundente, en la cabeza. Acto seguido recibió una lluvia de golpes, empezó a sangrar y quedó inconsciente.

Los delincuentes aprovecharon la ocasión para robar 350 euros de la caja recaudadora, tarjetas para la compra de combustible y una Visa. Acontinuación huyeron en su coche, dejando a la víctima ensangrentada y en el suelo. Cuando recuperó la conciencia llamó por teléfono pidiendo ayuda y en pocos minutos llegaron a la estación de servicio patrullas de la Guardia civil y de la Policía Local de Llucmajor. En los primeros momentos se pensó que la víctima, de nacionalidad búlgara y de 38 años de edad, había sido apuñalada, pero después se comprobó que no era así. Presentaba dedos rotos en ambas manos, un fuerte golpe en la cabeza y contusiones en todo el cuerpo. Su estado era grave y quedó ingresada en el hospital de Son Dureta.

La investigación fue compleja, ya que las huellas halladas no constaban en el banco de datos de detenidos. Al día siguiente, por la mañana, Daniel y Sabrina se embarcaron con destino a Barcelona y una vez en la ciudad condal se subieron a su vehículo y se dirigieron a la frontera con Francia.

http://www.ultimahora.es/segunda.dba?-1+6+422675

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: