Asaltan a los dueños de un chalé a punta de pistola mientras retienen a sus hijos en una habitación

Ocho encapuchados invaden la casa y roban dinero de una caja fuerte y joyas.

S.LL. U
na banda de encapuchados asaltó durante la madrugada del lunes un chalet de la avenida del Prado de San Miguel de Salinas mientras mantenían amenazados a punta de pistola a un matrimonio y retenidos a sus dos hijos, uno de ellos de once años. Los atracadores, que iban armados con pistolas, cuchillos, un bate de béisbol y varias herramientas, levantaron de la cama al matrimonio de forma violenta aunque después no volvieron a usar la fuerza al no oponer resistencia ninguno de los miembros de la familia, según aseguró el matrimonio víctima del robo.
La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y fuentes cercanas al caso destacan que la vivienda debió ser vigilada durante algunos días por parte de los asaltantes.
Entre el botín con el que se hicieron los murcigleros había joyas, la mayoría de oro, y dinero en metálico sustraído de una caja fuerte, que obligaron al propietario a abrir mientras le apuntaban con el arma de fuego en el costado. Los dueños del chalet aseguraron que aún no pueden precisar la cuantía del dinero y elementos robados.
Tanto el matrimonio como dos de sus hijos, todavía con lágrimas en los ojos por la tensión vivida, explicaron a este diario la “invasión” de su domicilio por parte de unos encapuchados que podrían llegar a ser hasta ocho. Según J.C.C. y M.N.M., unos ruidos y la luz despertaron repentinamente al matrimonio, que dormía en la habitación ubicada junto a la de sus hijos. Visiblemente nerviosa, la mujer relató que dos encapuchados con acento del Este les levantaron de la cama de forma violenta y les apuntaron con una pistola, mientras otros dos permanecían en la habitación de sus hijos, reteniéndolos, mientras pedían al matrimonio que sacaran todo el dinero que había en la casa. Más tarde dejaron a la mujer con sus dos hijos y amenazaron al de once años con el bate de béisbol. Los asaltantes obligaron al hombre a abrir la caja fuerte, mientras otros se encargaban de revolver en armarios y cajones y romper azulejos por si había dinero tras ellos. “Amenazaban a mi marido mientras le decían que sacara más dinero, porque estaban seguros de que habría más en la casa”, señaló la propietaria. “A mi hijo pequeño uno de ellos le llegó a llamar cabrón”, apuntó.
Añadió que el chalet quedó cercado por otros encapuchados que se comunicaban entre sí con los de dentro a través de walki talkies y en su propio idioma. Según relataron, uno de ellos, el “cabecilla del grupo”, con actitud “paramilitar”, daba órdenes al resto mientras golpeaba en su mano el bate de béisbol que portaba. Afirman que se trataba de profesionales ya que iban “muy preparados” y no hicieron “ruido hasta llegar a las habitaciones”, ubicadas en la planta de arriba.
Los asaltantes entraron por una de las puertas traseras de la vivienda tras quitar limpiamente un cristal y alcanzar la manivela.
El propietario del chalé se dedica a la compra venta de fincas y es una persona “muy conocida” en el municipio, según indicaron vecinos consultados por este diario.

Referencias a Zapatero
Uno de los asaltantes llegó a decir que la culpa del robo era de Zapatero, según relatan las víctimas. “Uno nos dijo de repente que la culpa era de Zapatero porque no había trabajo”. En este sentido, el matrimonio criticó la “apertura de fronteras que tiene el presidente que está propiciando este tipo de bandas del Este”, opinaron.
Asimismo, destacó el detalle de uno de ellos que pareció “compasivo” y que tranquilizó a su hijo cuando le pidió que no se llevaran su Play Station.
Sin turno de noche en la Policía Local

El municipio de San Miguel se encontraba sin efectivos de la Policía Local en el turno de noche, según constataron a este diario fuentes cercanas a la investigación. El matrimonio asaltado indicó que la plantilla está en huelga pero que “ni siquiera hay servicios mínimos y nos dejan desamparados”. “Mi hija llamó a la Policía y le saltó un buzón de voz”. M.N.C. precisó que las administraciones competentes deben velar por los vecinos y “prestar especial atención a las viviendas que, como la nuestra, están más apartadas del casco urbano”.
Destacó que la falta de seguridad en San Miguel “no puede continuar por más tiempo porque estamos indefensos”.
El sindicato de la Policía Local ya ha denunciado la escasez de agentes que impide cubrir los servicios mínimos.

http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2295_19_714693__VEGA-BAJA-Asaltan-chale-retienen-hijos-habitacion

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: