Juzgan a un ilicitano detenido en Alicante tras recoger más de mil kilos de cocaína

Un ilicitano será juzgado los próximos días 5 y 6 de febrero en Barcelona por su presunta implicación en una red internacional de narcotráfico que pretendía introducir en España cerca de dos toneladas de cocaína oculta en un contenedor de marisco, procedente de Venezuela y con destino a varios países de la Unión Europea. Los hechos ocurrieron en noviembre de 2004 cuando la DEA, la agencia estadounidense especializada en la lucha contra el narcotráfico, alertó a España de la llegada al puerto de Barcelona de un contenedor que contenía droga camuflada entre camarones y gambas congeladas, con el objetivo de que se realizara una entrega controlada que permitiera la detención de la banda.

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil, en una operación que se denominó “Gamba Roja”, se hizo cargo de la investigación, pero sorprendentemente rehusó la protección y vigilancia de la mercancía que le ofrecieron los miembros del Puerto de Barcelona del mismo cuerpo. El cargamento permaneció más de dos meses sin medida de seguridad alguna, lo que provocó que un grupo de delincuentes, que resultaron ser confidentes de la propia Guardia Civil, robara al menos 400 kilos de la sustancia. Cinco guardias y dos policías fueron investigados por su posible implicación. El entonces director general de la Benemérita, Joan Mesquida, destituiría en septiembre de 2006 a tres agentes por el robo, aduciendo que dejaban de prestar servicio como Policía Judicial “por falta de confianza”.

Tras la sustracción, se llevó a cabo la entrega controlada de la mercancía restante. Según indicaron ayer a este diario fuentes próximas al caso, la droga fue sustituida por sal. Es entonces cuando entra en escena M.A.M.P., residente en Elche, que recogió la mercancía y la trasladó hasta Alicante, donde fue detenido. Las citadas fuentes señalan que el acusado declaró no saber nada de la cocaína y autorizó, tras el visto bueno judicial, que se le interviniera el teléfono. Llamó entonces a las dos personas que debían recoger el alijo, un hombre y una mujer, ambos de nacionalidad colombiana, y quedó con ellos en la estación, donde un amplio dispositivo de la Guardia Civil los detuvo, según las mismas fuentes. Los dos receptores de la droga ingresaron en prisión provisional y, al cabo de dos daños, salieron a la calle tras pagar una fianza personal de 25.000 euros.

El fiscal pide 18 años para cada uno de los tres acusados -16 por el tráfico de droga y dos por tenencia ilícita de armas, ya que les fueron intervenidas dos pistolas-, si bien al “correo” ilicitano, que se dedicaba a la compra-venta de coches y ronda ahora los 60 años, se le aplicará el grado de tentativa y una atenuante por su colaboración, de modo que podrían caerle, en caso de condena, 9 años de prisión, según indicaron ayer fuentes próximas al caso. Un hijo del acusado de Elche, que posteriormente falleció en un accidente, también estaba imputado.

El juzgado barcelonés encargado del caso suspendió la instrucción complementaria sobre la supuesta implicación de agentes en el robo de parte de la cocaína, y también denegó la nulidad reclamada por las defensas de los acusados.

http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2299_12_716173__Alicante-Juzgan-ilicitano-detenido-Alicante-tras-recoger-kilos-cocaina

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: