Una jueza envía a prisión al hombre que intentó raptar a una menor

Declaró que vio a la niña “muy blanca, como si estuviera enfermita” y que se la quiso llevar “para curarla”. El examen pericial realizado por un forense descarta que se trate de un perturbado

MIGUEL ÁNGEL REINA. MÁLAGA

El hombre de nacionalidad nigeriana detenido por la policía como presunto autor del intento de rapto de una niña de dos años en el centro comercial Rosaleda de la capital malagueña ingresó ayer en prisión por orden de la titular del juzgado de Instrucción número 12, como presunto autor de un delito de detención ilegal en grado de tentativa, según informaron ayer fuentes judiciales.
El detenido, Oduwa O., de 32 años, fue puesto a disposición de la autoridad judicial a última hora de la tarde del lunes. Según precisaron las citadas fuentes, el ciudadano nigeriano trató en todo momento de hacerse pasar por loco, pero el examen pericial de un médico forense bastó para certificar que se encontraba en pleno uso de sus facultades mentales cuando cometió la acción, por lo que la juez decidió su ingreso en prisión.

Cuando Oduwa O. fue preguntado por el motivo por el que había querido llevarse a la niña, declaró a la juez que vio a la niña “muy blanca, como si estuviera enfermita” y que se la quiso llevar “para curarla”. Ya terminada su declaración, cuando le fue comunicado su ingreso en prisión, el individuo gritó “hay uno menos, pero somos muchos en la calle”.

Los hechos que se le imputan tuvieron lugar el pasado sábado a las 21.00 horas en uno de los pasillos de la zona de tiendas del centro comercial, que a esa hora registraba una gran afluencia de público. La menor, de dos años, paseaba con su abuela de la mano cuando la mujer sintió un fuerte tirón y advirtió que el detenido trataba de llevársela a la fuerza.
Sin pensárselo dos veces, la mujer forcejeó con el individuo y sus gritos lograron hacerle desistir en un primer momento. No obstante, el presunto agresor no se marchó del lugar e incluso dio pasos por el lugar con ademán fanfarrón. Cuando la familia decidió abandonar el centro observaron que Oduwa O. les seguía, por lo que comunicaron la situación a los servicios de seguridad del establecimiento, que retuvieron al individuo hasta la llegada de una dotación de la Policía Nacional, que lo trasladó a los calabozos de la comisaría del Distrito Norte.

Cinco años en Málaga y cuatro detenciones en dos meses
Oduwa O. tenía permiso de residencia permanente y estaba afincado en la capital malagueña desde hace cinco años, según informaron fuentes judiciales, que precisaron que en todos estos años nunca tuvo un comportamiento extraño ni problemas con la justicia.
Al parecer, ha sido en los dos últimos meses cuando el nigeriano ha dado un giro radical a su vida. En las últimas semanas fue detenido tres veces por la policía como presunto autor de delitos de robo con violencia, aunque quedó siempre en libertad, a la espera de juicio, tras declarar en el juzgado. El incidente más grave, sin duda, fue el que protagonizó el sábado pasado al tratar de raptar a la menor.

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3146_2_157142__Malaga-jueza-envia-prision-hombre-intento-raptar-menor

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: