Cae una de las principales bandas de sicarios colombianos en España con la detención de 14 personas

El principal responsable quería atentar contra dos de los agentes de Policía que le detuvieron.

13/02/2008

Madrid. (EUROPA PRESS).- Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil de Madrid han desarticulado en Madrid y Bilbao una de las principales bandas de sicarios colombianos que operaban en España, tras la detención de 14 personas que constituían una auténtica “oficina de cobros” dedicada a recaudar deudas generadas por el tráfico de drogas.

Seguir leyendo noticia

Vinculados al ‘cártel de Calì y a la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a los detenidos se les imputan delitos de extorsión, detención ilegal, homicidio, tráfico de estupefacientes, tenencia ilícita de armas e infracción de la ley de extranjería. El principal responsable tenía pensado atentar contra los dos agentes de policía que le detuvieron.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Brigada Central de Crimen Organizado de la UDYCO-Central y el Grupo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid.

Según informó el Ministerio del Interior en un comunicado, la investigación policial comenzó hace cuatro meses, después de que se tuviera conocimiento de que un peligroso delincuente colombiano, identificado con C.A.G.E., alias ‘Oscar’, había quebrantado una condena aprovechando un permiso penitenciario.

Este individuo había sido detenido por la Policía en septiembre de 2000, después de haber cometido el asalto a un furgón blindado en el que se produjo un enfrentamiento con los vigilantes jurados que terminó con el fallecimiento de uno de los atracadores, así como en numerosos atracos a joyerías y locutorios, por los que fue condenado a 21 años de prisión.

C.A.G.E. había sido elegido por elementos vinculados a las Autodefensas Unidas de Colombia y al cártel colombiano de Varela para dirigir en España una oficina de sicarios, con la finalidad de cobrar deudas derivadas del narcotráfico y realizar ajustes de cuentas. Tenía pensado atentar contra dos de los agentes de Policía que le detuvieron en el año 2000.

Equipo conjunto de investigación
Tras iniciar una línea investigativa y, valiéndose de los órganos de coordinación, la Policía supo que el Grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Madrid tenía abiertas unas diligencias por el hallazgo de un cadáver semienterrado de un varón en un descampado de la localidad de Ciempozuelos, el pasado mes de septiembre. Esta posible relación originó la creación de un equipo conjunto de investigación integrado por especialistas en homicidios y crimen organizado de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

La organización dirigida por C.A.G.E. tenía su base en Madrid y extendía su infraestructura a Bilbao. Los miembros de dichas ‘Oficinas de cobros’, como ellos las denominan, recibían las órdenes desde Colombia para proceder al cobro de las cantidades impagadas y deudas derivadas del tráfico de cocaína.

Sus integrantes se desplazaban de forma periódica a diferentes localidades de España donde cometían extorsiones contra otros ciudadanos colombianos vinculados con el narcotráfico, a los que amenazaban con tomar represalias con sus familias en Colombia si no hacían frente a las deudas. También llegaron a planear e intentar el secuestro de algunos de ellos. En concreto, el pasado día 3 de diciembre se desplazaron a la localidad de Villalba, Madrid, donde intentaron secuestrar a un matrimonio de su misma nacionalidad.

Narcotráfico
Esta organización simultaneaba las extorsiones y cobros de deudas con actividades de tráfico de cocaína a gran escala. Transportaban dicha sustancia desde diferentes puntos de España, principalmente Sevilla y Barcelona, hasta Madrid, donde la suministraban a los distribuidores a mediana escala.

La Policía tuvo conocimiento de que el día 1 de febrero estas personas iban a recibir una partida de 15 kilogramos de cocaína procedente de Barcelona, como parte del pago de una deuda. En ese momento la Policía Nacional y la Guardia Civil establecieran un dispositivo conjunto para su detención, que finalmente se produjo cuando estos sujetos estaban en una vivienda de Valdetorres del Jarama. Asimismo, se procedió a la desarticulación de la delegación de la organización en Bilbao, con la detención de dos individuos.

Con esta operación, en la que se ha logrado la detención de catorce personas y se han practicado trece registros domiciliarios, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dan por desarticulada una de las principales organizaciones de sicarios colombianos en España.

Entre los efectos intervenidos a los arrestados se encuentran siete vehículos; 15 kilogramos de cocaína; un subfusil marca Uzi, con silenciador, dos cargadores y munición; una pistola marca Glok, con cargador y cartuchos en su interior; una pistola marca Gt 28, calibre 6,35 con munición; 2.600 euros en metálico; material electrónico y numerosos teléfonos móviles.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080213/53436146440.html

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: