Condenan a 14 años de prisión a un padre por violar a su hija menor de edad

EFE – miércoles, 13 de febrero, 12.49

Pamplona, 13 feb (EFE).- Un vecino de Pamplona de 37 años, natural de la República del Congo, ha sido condenado a catorce años de prisión por violar a su hija, que entonces tenía once años, y a veinte meses de cárcel en total por dos delitos de maltrato en el ámbito familiar cometidos también contra ella.

La sentencia, dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, le prohíbe también acercarse a la niña a menos de 500 metros y comunicarse con ella durante ocho años, por el delito de violación, además de establecer una indemnización de 18.000 euros.

Junto a la pena por el delito de violación, el tribunal le impone además diez meses de prisión por cada uno de los dos delitos de maltrato en el ámbito familiar, la privación de tenencia y porte de armas por dos años, la prohibición de acercarse a su hija a menos de 500 metros y de comunicarse con ella durante dos años.

La sentencia, que impone las penas solicitadas por el Ministerio Fiscal, ya que el abogado pedía la libre absolución del padre, considera probado que el procesado llegó a España en 1998 y, tras legalizar su situación en 2001, procedió a traer del Congo a su esposa, de la que actualmente se encuentra en trámites de separación, y a sus dos hijos, un chico y una chica que en la actualidad tienes 14 y 13 años, respectivamente.

El procesado dejó a su familia en su país de origen cuando la niña tenía once meses y, cuando se reagruparon, se apreciaron “graves problemas de convivencia” a partir del 2001 con su esposa, quien, tras denunciar a su marido varias veces, se trasladó finalmente a otro domicilio junto con sus tres hijos, los dos citados y la niña que la pareja tuvo en 2003.

Como consecuencia de dicha situación, se dictó como medida cautelar la prohibición de acercarse a su mujer, quien tuvo que acudir junto con sus hijos en varias ocasiones a una residencia de acogida para mujeres víctimas de malos tratos.

La sentencia establece que el procesado, en una fecha situada entre septiembre y noviembre de 2004, llegó al domicilio cuando su hija se encontraba sola y “sin mayor motivo” le dio una bofetada, la arrastró hasta su habitación y la empujó contra la cama, a la que la ató con unas cuerdas por las muñecas “sin hacer caso de los lloros y gritos de la niña”.

Entonces, el padre penetró en dos ocasiones a la menor, a quien dijo que si contaba lo sucedido “le rompería los dientes para que no pudiera hablar y le cortaría las manos para que no pudiera escribir”.

La niña, que no contó los hechos hasta mayo de 2006, sufrió como consecuencia de lo ocurrido “graves problemas de adaptación y sintomatología depresiva”.

Junto al delito de violación, el tribunal considera asimismo probado que el procesado golpeó a su hija en dos ocasiones, una en 2004 en el domicilio que la familia compartió en un principio en Villava y otra en 2005 en la vivienda de Pamplona.

La primera vez, el padre le golpeó con un cinturón por haber roto un vaso y la segunda, “la lanzó violentamente contra un radiador” después de que la niña, cuando su padre empezó a tocarla, “creyó que quería mantener relaciones sexuales, como ya lo había hecho en otra ocasión” y le dio “una patada en la entrepierna”.

http://es.noticias.yahoo.com/efe/20080213/tes-condenan-a-14-anos-de-prision-a-un-p-61bd63d_1.html

 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: