Un italiano, sus dos hijos y su actual pareja aparecen muertos en Adeje

Los hechos ocurrieron anoche en Los Olivos, Adeje, cuando un varón se precipitó a la calle desde el segundo piso de un edificio de la urbanización Vesubio. En su domicilio, la Guardia Civil halló los cadáveres acuchillados de una mujer belga, de 43 años, y dos menores, de 6 y 8 años, en un auténtico baño de sangre.
PEDRO FUMERO, Adeje

El núcleo de Los Olivos, en el municipio tinerfeño de Adeje, fue escenario anoche, alrededor de las nueve, de un trágico suceso en el que perdieron la vida una mujer de origen belga, de 43 años, junto a dos niños de 6 y 8 años, y un hombre de unos 48 años, todos ellos de nacionalidad italiana, en un auténtico baño de sangre.

Los agentes del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil, que se encuentran investigando las circunstancias de tan horrible caso, trabajan en la hipótesis de que el varón, haciendo uso de un arma blanca, hubiera sido el presunto autor de las muertes de la mujer -su actual compañera sentimental- y también de los dos menores -en principio sus propios hijos-, tras lo cual se habría quitado la vida arrojándose al vacío desde el segundo piso de un edificio ubicado en la urbanización Vesubio.

Precisamente, este hecho fue el que provocó la alarma entre los vecinos de esta zona residencial, situada junto al acceso principal que conduce al casco urbano de Adeje, quienes rápidamente se pusieron en contacto con los servicios de emergencia.

Pasaban pocos minutos de las nueve de la noche cuando los agentes de la Guardia Civil se personaban en el lugar del suceso. El cadáver de un varón, cuya identidad no ha sido facilitada, yacía sin vida en la calle y presentaba, además, signos de haberse cortado las venas. Una vez localizaron el domicilio de la víctima, y tras llamar repetidas veces sin recibir respuesta alguna, procedieron a echar la puerta abajo y fue entonces cuando se encontraron con el dantesco espectáculo en el interior de la vivienda, convertida en un baño de sangre.

A la vista del estado que presentaban los cuerpos sanguinolentos de la mujer y los dos niños, los agentes no descartan que el presunto autor del apuñalamiento se hubiera ensañado con sus víctimas.

Los agentes procedieron a acordonar y precintar la vivienda y los aledaños del edificio, apoyados por unidades de la Policía Local, y se encontraban a la espera de que se presentara el juez para el levantamiento de los cadáveres.

http://www.eldia.es/2008-02-16/sucesos/sucesos5.htm 



A %d blogueros les gusta esto: