Unos 60 rumanos vivían hacinados en dos «casas pateras» desalojadas por la Policía

PUENTE GENIL. Una docena de agentes de la Policía Local de Puente Genil procedió días atrás, en la zona conocida como Señor del Río, a la inspección de dos viviendas en las que residían 60 personas de nacionalidad rumana. Se trataba, por tanto, de dos casas «pateras», por lo que se han abierto las oportunas diligencias. En la inspección, los agentes han recuperado aceituna y material de obra, presumiblemente procedentes de hurtos, imputando a dos personas por los hechos. También se intervinieron y retiraron siete vehículos por falta de documentación y se levantaron dos tiendas de campaña, imponiéndose varias denuncias por arrojar basura al río; vehículos en estado de abandono y otras acciones relacionadas con la ordenanza municipal de residuos sólidos.

La Policía Local, que seguirá realizando controles de este tipo periódicamente, ha solicitado a los técnicos municipales que inspeccionen las viviendas de la citada barriada por si estas no reunieran las condiciones mínimas de habitabilidad, dado su mal estado de conservación.
De esta zona se desalojaron hace varios meses a 100 rumanos y el pasado diciembre, otro grupo protagonizó una «batalla campal» que finalizó con la hospitalización de dos agentes y varios inmigrantes.
De otro lado, los agentes evitaron que 70 personas, rumanas que habían sido expulsadas de Cabra, acamparan en las inmediaciones del polígono de Las Acacias, siendo acompañados hasta los límites de Puente Genil.


A %d blogueros les gusta esto: