La Fiscalía pide 15 años de cárcel por el apuñalamiento de Josiño do Rey en Vigo

El apuñalamiento mortal del vigués José Luis Viéitez, de 20 años, el 29 de octubre del 2006 marcó un antes y un después en la noche viguesa. Fue la octava muerte violenta ese año en las calles de la urbe gallega. A partir de aquel día, la policía emprendió una férrea campaña de controles con el objetivo de requisar armas blancas y drogas entre los asistentes a las zonas de ocio de la ciudad. La operación, todavía
vigente, dio sus frutos. Desde entonces, la ciudad no ha vuelto a tener noticia de ningún homicidio.

Año y medio después, la Fiscalía acaba de presentar su escrito de calificación, en el que incluye una petición de castigo de 15 años de prisión por un delito de homicidio con abuso de superioridad.

El fiscal descarta el delito más grave de asesinato al no hallar pruebas de que la agresión estuviese planeada o se perpetrase a traición. Considera el Ministerio Fiscal que la muerte se produjo durante el
transcurso de una reyerta que mantuvieron tres jóvenes colombianos, dos de ellos hermanos, y la víctima.

Todos ellos habían salido de marcha en pandilla y, a lo largo de la noche, discutieron varias veces en la plaza de la Estrela, donde se hace el botellón, y en la calle de pubs Rogelio Abalde, en la zona de marcha de Churruca.

La Fiscalía propondrá al jurado y a la Audiencia que imponga el castigo más alto para el delito de homicidio porque el autor o autores del crimen jugaron con ventaja al herir con un arma blanca a la víctima, que estaba desarmada.

La muerte provocó una gran conmoción entre los allegados del fallecido, que era muy apreciado. Un primo de Josiño, que lo acompañaba aquella noche y fue testigo de los hechos, relataba hace unos meses: «Todavía estoy viendo todo como si fuese ayer».

El juez envió a prisión a tres jóvenes de nacionalidad colombiana como coautores. Los testigos aseguran que unos se pasaban la navaja a los otros y daban pinchazos. Pero serán los nueve miembros del jurado popular los que decidan el grado de responsabilidad que corresponde a cada uno, determinar al autor material o si todos están implicados como coautores.

Carol V.B.M. y Carlos Enrique M.G. fueron los primeros detenidos por la Policía Nacional. Alguno de ellos admite haber dado algún pinchazo pero en un hombro o en alguna otra zona no vital. Al día siguiente fue
arrestado J.J.B.M, de 18 años, y hermano de Carol. Los tres fueron internados en prisión preventiva.

El entierro de la víctima fue multitudinario y fue precedido de una manifestación en la que los asistentes portaban una camiseta con la foto del fallecido y reclamaban justicia.

El juicio por jurado será celebrado por la Quinta Sección de la Audiencia, aunque todavía no hay fecha.

http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2008/02/21/0003_6587288.htm 



A %d blogueros les gusta esto: