Desarticulada en Las Palmas una organización criminal dedicada al tráfico ilegal y la explotación sexual de mujeres

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico ilegal y a la explotación sexual de mujeres que se ha saldado con la detención de siete personas y la clausura de un club de alterne en Las Palmas de Gran Canaria. Se estima que la banda obtuvo unos ingresos entre 2006 y 2007 de un millón y medio de euros.

La investigación se inició a raíz de los controles realizados por la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Las Palmas, concretamente la Unidad contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental (Ucrif), ante la constatación de que las casas de contactos de la capital pasaron de ser establecimientos abiertos al público a domicilios particulares en los que actuaban organizaciones criminales.

Resultado del control ejercido, la Policía detectó en las inmediaciones de la calle General Vives un trasiego importante de mujeres de nacionalidad brasileña y de ciudadanos varones que entraban y salían del número 57 de dicha calle. En la casa, conocida como ‘Excita’, los agentes identificaron a varias ciudadanas brasileñas que ejercían la prostitución.

La organización desarticulada contaba con miembros afincados en Brasil, encargados de captar a mujeres jóvenes dispuestas a ejercer la prostitución en España. Una vez seleccionadas, sus fotos eran enviadas por correo electrónico a los dirigentes de la red asentados en Las Palmas a la espera de aprobación.

La cúpula de la organización costeaba todos los gastos de viaje de las mujeres para que pudieran traspasar la frontera española en calidad de turistas, lo que incluía billete de avión de ida y vuelta, dinero en efectivo para constituir la bolsa de viaje y reserva hotelera. A su llegada a Las Palmas, las mujeres eran trasladadas al establecimiento clausurado.

Una vez en el club, las chicas contraían una deuda con la organización equivalente al coste de su traslado a España y que podría rondar los 1.500 euros. Dicha deuda debería ser amortizada con los servicios sexuales que prestasen en el club y en tanto en cuanto no fuera liquidada no recibirían ningún dinero. Además no podían abandonar la casa libremente sin el consentimiento de los responsables del establecimiento.

Según la Policía, todas presentaban un perfil similar: chicas jóvenes, de escasa instrucción, con problemas económicos en su país de origen, con cargas familiares y problemas de deudas, entre otros. Se estima que entre los años 2006 y 2007 la organización introdujo en España a medio centenar de mujeres y obtuvo en torno al millón y medio de euros.

Tras el registro del establecimiento y varios domicilios, los agentes se incautaron de cerca de 6.000 euros en efectivo e identificaron cuatro mujeres que se encontraban en el interior de la casa, tres de ellas fueron detenidas por infracción a la Ley de Extranjería. Por ello, se procedió a la clausura judicial del local.

En total fueron detenidas seis personas acusadas de asociación ilícita, de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contra los derechos de los trabajadores y relativos a la prostitución y blanqueo de capitales. Los detenidos, en unión de las diligencias instruidas, pasaron a disposición de la Autoridad Judicial, decretando la prisión de todos ellos.

Estos fueron Carlos A.O., de 35 años, natural de Las Palmas de Gran Canaria, con varios antecedentes por diversos delitos; Antonio M.S., de 40 años, natural de Suiza, español, asimismo con varios antecedentes; Santiago A.O., de 37 años; Alberto S.G., de 30, ambos naturales de Las Palmas de Gran Canaria; Silvio C.G., de 25, cubano; Bruno, de 25 y Deborah C.V., de 24, ambos brasileños.

http://www.elcorreogallego.es/index.php?option=com_content&task=blogsection&id=11&Itemid=46&idMenu=6&idNoticia=270133 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: