Un detenido muere al saltar al vacío durante un registro policial de su vivienda en Rivas

Un aparatoso suceso, que está siendo investigado, conmocionó ayer a los vecinos de Rivas Vaciamadrid. Un hombre, que se encontraba detenido por la Guardia Civil por un supuesto delito contra la salud pública desde hacía un mes, pereció ayer tras burlar la vigilancia de los agentes que le custodiaban y saltar al vacío desde la terraza de un cuarto piso, durante un registro domiciliario en su vivienda.

Los hechos se produjeron sobre las 11.45 de la mañana cuando agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, junto a la correspondiente comisión Judicial, se encontraban efectuando dicho registro en su inmueble.

El arrestado, del que no se ha facilitado su identidad, empujó a los funcionarios que le custodiaban y logró saltar al vacío desde una terraza situada en la cuarta planta del inmueble, según explicaba el Ministerio del Interior en una nota.

De inmediato se activaron a los servicios de emergencias, que, tras hacer una primera asistencia en el lugar, optaron por evacuar al herido en helicóptero al hospital 12 de Octubre, donde ingresó en estado crítico a consecuencia de las gravísimas lesiones provocadas por el fuerte impacto sufrido. Falleció poco después, según confirmaron fuentes de la Benemérita.

La víctima había sido detenida por la Guardia Civil como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas, puesto que se le relacionaba con el hallazgo de 130 kilogramos de cocaína de gran pureza el pasado mes de febrero en un trastero del citado inmueble, al parecer su lugar de residencia. Tenía unos 40 años de edad y se desconoce su nacionalidad. Sobre las pesquisas para esclarecer lo sucedido se ha decretado el secreto sumarial.

Confusión inicial

Al principio, lo ocurrido provocó cierta confusión entre el vecindario, ya que, el dueño del bar del mismo edificio en donde ocurrieron los hechos, fue sometido a un supuesto secuestro ‘exprés’ con el fin de robarle, indicaban algunos de los residentes.

Según estos testimonios, todo ocurrió la noche del jueves, cuando el encargado del establecimiento acudió a su casa, una vez acabada su jornada laboral. Allí le estaban esperando varios individuos, quienes le obligaron a entrar en el piso. Tras ello, le amordazaron, al igual que a su mujer y a su hija. De ahí que los ripenses, tras conocer que una persona, acompañada por la Guardia Civil, se había arrojado al vacío desde su propio domicilio, relacionaron ambos hechos y creyeron que el detenido era uno de los autores del supuesto robo, que está siendo investigado por el Instituto Armado.

http://actualidad.terra.es/provincias/madrid/articulo/rivas_detenido_muere_saltar_vacio_2309423.htm



A %d blogueros les gusta esto: