Un hombre a punto de morir tras ser brutalmente apaleado

09.03.08

Ignacio Cabanes (Vh).- Ángel G. M., de 53 años de edad, se debate entre la vida y la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital La Fe de Valencia, después de ser brutalmente apalizado en una calle de Burjassot por un individuo, al cual ni siquiera conocía, simplemente por estar en el lugar inadecuado en el momento menos oportuno.

Faltaban pocos minutos para las dos de la madrugada de ayer cuando este hombre, vecino de Benicalap, estaba esperando al dueño de la panadería donde trabaja, en la calle Doctor Fleming de Burjassot, para comenzar su jornada de trabajo como tantos otros días. Un joven de 22 años, de etnia gitana, se le acercó y sin motivo aparente, según confirmaron fuentes policiales, comenzó a golpearle reiteradamente hasta tirarlo al suelo. Una vez lo derribó continuo pegándole patadas en la cara. “Era muy violento, una agresividad fuera de lugar, estaba ya inmóvil en el suelo y seguía pegándole patatas contra el bordillo”, relata un testigo de la brutal agresión.

Rafael, el dueño de la panadería en la que trabajaba Ángel, recuerda que minutos antes había recibido una llamada de éste diciéndole: “¿Rafa, que te has dormido?, yo ya estoy aquí”. Cuando llegó con las llaves para abrir la panadería se encontró con la macabra escena. Ángel yacía junto al bordillo con la cabeza destrozada por los golpes.

http://www.valenciahui.com/noticia.php/2008/03/09/un_hombre_a_punto_de_morir_tras_ser_brut

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: