Desarticulan una red de ladrones de cable de cobre y detienen a 77 personas

31/03/08

La Guardia Civil ha desarticulado una red integrada por 77 personas que se dedicaban al robo de cable de cobre en varias comunidades autónomas, material que luego vendían a países como Alemania o China. La operación ‘Chapí’ ha puesto freno a una banda de rumanos que robaban el cable y lo vendían en lugares como Alemania y China. Los ladrones podrían haber robado más de 1.500 toneladas.

Los delincuentes se dedicaban al robo de cable de cobre en varias comunidades autónomas, material que luego vendían a países como Alemania o China. A través de un comunicado, la Benemérita informó de que los arrestos se han llevado a cabo en la denomina “Operación Chapi”, desarrollada en la provincia de Ávila y que ha permitido recuperar varias toneladas de cobre.

Las investigaciones que han permitido esta operación se iniciaron a principios de año, a raíz de varios robos de cable de cobre que se estaban produciendo en la provincia de Ávila. Estos hechos permitieron determinar la existencia de una red organizada dedicada al robo de de este material en distintas autonomías.

Según la Guardia Civil, debido a la gran cantidad de personas implicadas y su gran movilidad geográfica, fue preciso un largo y laborioso proceso de investigación, tras el que cual averiguó el grado de organización de la red y su actividad, así como que todas las noches salían a realizar los robos.

GRUPO JERARQUIZADO

En total, la Guardia Civil ha procedido a la detención de un total de 77 personas como presuntos autores de varios delitos contra el patrimonio y la imputación de otra más por un delito de receptación. La organización estaba estructurada en dos grupos, dedicándose el primero al robo de cobre y el segundo a la receptación del mismo.

Asimismo, se ha podido saber que los autores materiales de los robos de cobre componían un grupo altamente organizado y jerarquizado compuesto íntegramente por ciudadanos rumanos.

En un primer peldaño estaba el cabecilla de la organización, que era asistido por un segundo cabecilla que tenía su cargo a un grupo de 9 personas y otro más con 8 miembros de su confianza que eran los que hacían labores burocráticas.

CUATRO GRUPOS

Los grupos también se distribuían territorialmente, de manera que un primer grupo, con sede principal en Madrid e infraestructura en Alicante, contaba con 29 individuos y se dedicaba principalmente a los robos de cable en las zonas de Alicante, Murcia, Valencia y Castellón.

Un segundo grupo de la banda, asentado en Zaragoza, contaba con, al menos, 13 miembros y se encargaba de robar el cable de cobre en Zaragoza, Guadalajara y Huesca.

Otro tercer grupo tenía sede en Toledo y tenía como ámbito de actuación Toledo, Ciudad Real, Albacete y el norte de Andalucía. El cuarto grupo de la banda estaba radicado en Madrid y contaba con 13 miembros, que actuaban, principalmente, en Castilla y León, Ávila, Segovia, Valladolid, Soria.

La organización recibía a través de colaboradores información de lugares y obras en donde podían perpetrar las acciones que eran encomendadas por el segundo cabecilla. A continuación, los distintos grupos de la banda se dedicaban a robar el cable de cobre.

VENTAS A CHINA Y ALEMANIA

Posteriormente, el material sustraído era vendido al exportador, quien se encargaba de colocarlo, a su vez, en China y Alemania. La Guardia Civil ha podido constatar la venta de más de 700 toneladas de cobre a Alemania y otras 800 toneladas a China.

Dentro del escalón de receptadores se incluyen los responsables de empresas de construcción que adquirían herramientas sustraídas por la banda, además de facilitarles información sobre lugares donde realizar los robos.

En cuanto a este grupo y con motivo de la explotación de la operación “Chapi”, se ha podido detener a los responsables de 6 centros de recuperación o plantas de reciclaje de chatarra, todas ellas ubicadas en la Comunidad de Madrid.

Se considera que ha sido desarticulada por completo la organización, siendo detenidos todos sus componentes. Igualmente, se ha imputado al máximo responsable de la exportación del hilo de cobre robado y se ha detenido a los responsables de las empresas receptadoras del mismo, con lo que se puede dar por desmantelada en su totalidad.

Se han intervenido un total de 120 toneladas de cobre robado y más de 500 herramientas y maquinaria de obra de gran valor (radiales, generadores, soldadores, percutores, etc.).

Como resultado de esta operación la Guardia Civil ha procedido al esclarecimiento de más de 100 robos cometidos en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Aragón, Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia y se da por desarticulada una de las mayores bandas dedicadas al robo de cable de cobre que actualmente operaban en España.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=194750

Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: