Denuncian las consecuencias de supuestos matrimonios de conveniencia

Un melillense, cuya identidad no ha querido facilitar para evitar represalias, denunció ayer la existencia de matrimonios de conveniencia en la ciudad después de vivir su propia experiencia. Este hombre se casó hace cuatro años con una mujer de nacionalidad marroquí y al poco tiempo se empezó a dar cuenta que el único interés de su cónyuge era conseguir la documentación española. Tan es así que una vez lograda la Tarjeta de Residencia, después de tener un hijo en común, obligó a su esposo a viajar a la Península para estar con una hermana que estaba allí en situación irregular. Una vez ahí, y ver que la relación entre las dos hermanas era muy mala, su mujer le empezó a amenazar con denunciarme por malos tratos, dejó de hacer la comida y le sometió a otras presiones. “Yo recurrí a la Policía para comunicarle estas cuestiones y me dijeron que no podían hacer nada, en cambio sí ella hacía esta denuncia, no tendrían más remedio que detenerme, por lo que me aconsejaron que regresara a Melilla” indicó. Una vez de vuelta en la ciudad, me llamó para que le enviara dinero para retornar. Así lo hizo y regresó, por lo que un familiar les acogió en su vivienda hasta que pudieran salir adelante. “Pero ella no quería esto y le aconsejaron en la calle que la única manera que le dieran vivienda y trabajo era que me denunciara por malos tratos y así lo hizo” cuenta el denunciante. El melillense inició los trámites de divorcio, que ya ha logrado, pero ha sido condenado a siete meses de cárcel por unos malos tratos que niega, por lo que ha recurrido este castigo. “Estoy en disposición de demostrar casos como el mío en el que se casan por conveniencia, en muchos casos con dinero por medio, de 6.000 a 9.000 euros, sólo con la intención de conseguir los papeles” aseguró este hombre.

http://www.melillahoy.es/noticia.asp?ref=38654 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: