La Guardia Civil detiene a dos personas en Melilla acusados de terrorismo islamista

Madrid.-La Guardia Civil detuvo hoy a dos marroquíes en Melilla reclamados por Marruecos por ser sospechosos de terrorismo islamista, según informó a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. Uno de ellos está relacionado con los atentados de Casablanca y el otro presuntamente facilitaba armamento a una red islamista que preparaba atentados en Marruecos.

Los detenidos, uno de ellos con doble nacionalidad, vivían cerca de la frontera entre Melilla y Marruecos y estaban siendo investigados por las autoridades marroquíes por pertenecer a una red de terrorismo islamista, indicaron a Europa Press las mismas fuentes.

Uno de los detenidos, Alí Aarass, residente en Melilla, era integrante del conocido como ‘Movimiento de los Muyahidines en el Magreb’ desde 1982 y se le relacionan con los atentados de Casablanca del 16 de mayo de 2003, según informó el Ministerio de Interior.

El otro arrestado, Mohamed El Bay, está relacionado con una red terrorista que las autoridades marroquíes desmantelaron el pasado mes de febrero con la detención de más de 30 personas que preparaban atentados en Marruecos. Este último era el encargado de entablar relaciones con contrabandistas de armas asentados en Centroeuropa al objeto de conseguir armamento y material explosivo.

Durante la operación, se han registrado dos domicilios, en los que los agentes se han incautado de diversa documentación que está siendo analizada por los investigadores. Los detenidos, que pasarán mañana a disposición de la Audiencia Nacional, serán trasladados a Marruecos al no tener delitos pendientes en España.

El Fiscal General del Tribunal de Apelación de Rabat dictó recientemente sendas Ordenes Internacionales de Detención contra ambos individuos por su pertenencia a una importante red terrorista de ideología yihadista desarticulada el pasado mes de febrero en Marruecos y preparada para llevar a cabo acciones violentas contra intereses gubernamentales en suelo marroquí.

OPERACIÓN INICIADA EN FEBRERO

La operación se inició el pasado mes de febrero cuando las autoridades policiales marroquíes desmantelaron una importante red terrorista de ideología yihadista preparada para llevar a cabo acciones violentas contra intereses gubernamentales en suelo marroquí.

Durante la misma, además de incautarse de diverso armamento, las autoridades marroquíes detuvieron a más de 30 personas, incluido el jefe de la misma Abdelkader Belliraj, residente en Bélgica, desde donde realizaba frecuentes viajes a Marruecos de una duración aproximada de 20 días.

Durante sus estancias en territorio marroquí, Belliraj mantenía contactos operativos con los miembros de la red desmantelada, que residían en diversas ciudades marroquíes, la mayoría de los cuales pertenecían a la hoy desaparecida organización ‘Chabiba Islamiya’ (Juventudes Musulmanes).

Las posteriores investigaciones permitieron averiguar que Belliraj era el cerebro de la creación de una red terrorista de “corte” europeo, con idea de permanencia en el tiempo, para realizar acciones terroristas contra personalidades políticas marroquíes y otros objetivos.

Esta operación permitió además la incautación de gran número de armas, entre las que se hallaron fusiles de asalto, pistolas ametralladoras y pistolas semiautomáticas, así como silenciadores, munición y detonadores. El origen de este armamento, introducido clandestinamente en Marruecos, abrió vías de investigación que afectaron a varios países, entre ellos España.

De esta forma y fruto de la colaboración entre las fuerzas de seguridad marroquíes y la Guardia Civil, los agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil detectaron e identificaron a las dos personas hoy detenidas en Melilla y que eran objeto de investigación en relación con la red terrorista desarticulada en Marruecos.

http://www.cityfmradio.com/detalle_noticia.php?id_noticia=10532 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: