Un hombre condenado por abusar de una menor sigue libre un año después

El caso de Mari Luz ha hecho saltar todas las alarmas y sacado a la luz casos similares en todo el territorio nacional, pederastas y condenados por abusar de menores que no están en prisión pese a haber una sentencia firme.

En Ciudad Real, se ha pedido una orden de busca y captura contra un hombre de nacionalidad ecuatoriana residente en la capital que fue juzgado y «condenado a dos años y seis meses de prisión por abusar sexualmente de una menor, la hija de la mujer con la que convivió entre los meses de agosto de 2001 y 2004».

Juan Bernardo R.N., de 28 años, recurrió la sentencia dictada por el Juzgado número 3 de lo Penal en octubre de 2006. El 14 de febrero del año pasado la Audiencia Provincial ratificó el fallo por el que se le condena a dos años y seis meses de prisión, según afirmó a La Tribuna el abogado Juan Carlos Higueras, que representa a la madre de la menor.

Sin embargo y aunque ha pasado más de un año, sigue en libertad;«no se ha ejecutado la sentencia condenatoria de prisión», aseguró el letrado.

El indulto se rechazó

El procesado nunca reconoció los hechos y tras ser condenado solicitó el indulto, que apoyó la Fiscalía de Ciudad Real mientras que la juez informó desfavorablemente.

Por eso en un principio se demoró su ingreso en prisión. Pero el Consejo de Ministros rechazó la solicitud de indulto y con esta resolución «debería haber ingresado en prisión».

Como no ha sido así y «hay una sentencia condenatoria que ejecutar», el abogado, para que se dé cumplimiento de la misma, ha solicitado al Juzgado número 3 de loPenal de Ciudad Real una orden de busca y captura contra Juan Bernardo R.N., que fue condenado a dos años y seis meses de prisión como autor de un delito consumado de abuso sexual a una menor.

El letrado recuerda al Juzgado los hechos por los que fue condenado Juan Bernardo R.N., «que son de una naturaleza muy grave y encierran un riesgo para otras niñas». Después de lo ocurrido en Huelva, «el asesinato de Mari luz», de cinco años, a manos presuntamente de un pederasta que «debería haber estado en prisión hace tiempo, considero que no se puede dejar libre a personas condenadas por abusos sexual a menores», remarcó el abogado Higueras.

También recordó que en su día la Fiscalía defendió el indulto parcial (rechazado por el Consejo de Ministros) porque había constatado que carece de antecedentes penales y policiales y que la conmutación parcial de la pena favorecería la integración y reinserción social. El abogado Juan Carlos Higuera no entendió esta defensa de indulto y, después del crimen de Mari luz, está más convencido de que es muy difícil la reinserción.

http://www.diariolatribuna.com/CiudadReal/secciones.cfm?secc=Local_TCR&id=598588 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: