El juez decreta prisión provisional sin fianza para el rumano detenido en Morales de Toro

La juez titular del Juzgado de Instrucción de Toro, decretó ayer prisión provisional sin fianza para el ciudadano de nacionalidad rumana, Z.C., de 31 años de edad, que fue detenido por la Guardia Civil el pasado martes en la localidad de Morales de Toro. Fuentes próximas al detenido confirmaron que, tras tomarle declaración, la autoridad judicial decretó su ingreso en prisión, después de encontrar indicios suficientes en cuanto a su presunta implicación en cuatro delitos.

Estas mismas fuentes explicaron que los cuatro delitos en los que presuntamente estaría implicado el detenido son malos tratos en el ámbito familiar, amenazas a su ex pareja sentimental, resistencia a la autoridad y provocar un incendio que ocasionó daños en el vehículo y la vivienda de un vecino de Morales de Toro.

Tras ser detenido por agentes de la Guardia Civil el pasado martes, después de permanecer atrincherado varias horas en un corral de Morales de Toro, el detenido fue trasladado a la Unidad de Psiquiatría de Zamora para ser sometido a una valoración médica. Una vez concluida la exploración sobre su estado psiquiátrico, en la mañana de ayer, sobre las 12.00 horas, fue trasladado al Juzgado de Toro para ser interrogado por su presunta implicación en cuatro delitos. Aunque, como señalaron fuentes próximas al detenido, el interrogatorio apenas se prolongó veinte minutos, hasta las 15.20 horas, el ciudadano rumano abandonó las dependencias judiciales en un furgón de la Guardia Civil, para su posterior ingreso en prisión. Como matizaron fuentes cercanas al detenido, durante varias horas la juez titular del Juzgado de Toro realizó una valoración de todas las pruebas que forman parte de la investigación realizada por la Guardia Civil y, una vez finalizado el análisis, decretó «prisión provisional, comunicado y sin fianza» para Z.C. Escoltado por varios agentes de la Guardia Civil, el detenido abandonó el Juzgado entre sollozos y gritando «¿abogado, abogado¿». Efectivos de la Guardia Civil, su abogado y otro joven rumano, que ya el pasado martes realizó las funciones de interprete en Morales de Toro, intentaron tranquilizar al detenido.

Hechos

El pasado 25 de marzo, la ex pareja del detenido, también de nacionalidad rumana, denunció en el Puesto de la Guardia Civil que había sido agredida físicamente. Una vez confeccionadas las oportunas diligencias y al no ser localizada la persona imputada en el presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar, la autoridad judicial dictó una orden de alejamiento y otra de detención sobre Z.C. Cuatro días más tarde, un vecino de Morales de Toro denunció haber sufrido un incendio en su vehículo y en su vivienda.

La investigación realizada por la Guardia Civil de Toro sobre el incendio apuntaba a que había sido intencionado y que «el móvil podía ser la venganza por motivos personales», ya que el vecino de Morales de Toro convive en la actualidad con la ex pareja de Z.C. El pasado martes, la Guardia Civil interceptó en Morales de Toro el coche en el que viajaba Z.C., aunque, tras emprender la huida, fue localizado en un corral en el que permaneció varias horas, hasta que, tras una larga negociación, pudo ser detenido para pasar a disposición judicial.

http://www.nortecastilla.es/20080403/zamora/juez-decreta-prision-provisional-20080403.html 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: