Condenados tres jóvenes por lesionar a cuatro policías hace dos años en San Julián

La actitud ofensiva del menor de ellos desencadenó el incidente con una patrulla de Seguridad Ciudadana, que necesitó refuerzos.
P.C.P.
La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Burgos ha ratificado la condena dictada por el Juzgado de lo Penal número 2 de Burgos contra tres jóvenes de entre 26 y 29 años, dos hombres y una mujer, que agredieron a varios policías la madrugada del 26 de marzo de 2006, en la calle San Julián. La actitud ofensiva de uno de ellos, que insultó a los integrantes de una patrulla de la Brigada de Seguridad Ciudadana, desencadenó un incidente en el que tuvieron que intervenir hasta seis policías y utilizar las defensas para reducirlos.

Fernando D.M., que ya tiene una condena firme de cinco meses de cárcel por maltrato en 2005, tendrá que cumplir un año de prisión por un delito de atentado y seis meses por otro de lesiones, con la atenuante de drogadicción (cocaína). Mientras, a Henry Gerardo G.O. y a la mujer Ingrid Johana P.S., ambos de origen sudamericano, les imponen un año de privación de libertad y una multa de 540 y 360 euros, respectivamente. Además, deben indemnizar económicamente a los cuatro funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que sufrieron lesiones y se vieron incapacitados para realizar su trabajo durante varios días.

La sentencia de apelación valora los mismos hechos que en su día consideró probados el juzgado de lo Penal, ocurridos a las dos y media de la madrugada del 26 de marzo de 2006. Cuando el trío se cruzó con el coche patrulla, Fernando comenzó a increparles al grito de ‘policías, fachas’. Ante su insistencia, los agentes pararon el coche y le requirieron la documentación. No solo se negó a identificarse sino que persistió en su actitud provocadora con frases como ‘maricones, fachas, necesitáis más bombas, a ver si vuelven los de ETA’, por lo que la dotación decidió detenerle.

En ese momento, la joven que le acompañaba empujó a uno de los policías. Este la apartó pero justo entonces recibió la embestida del tercer acusado y cayó al suelo. Los golpes llovieron sobre los agentes, quienes tuvieron que pedir refuerzos. Cuando llegaron otros cuatro policías, los jóvenes «continuaron con su agresividad hacia todos los agentes», pese a doblarles en número, por lo que fue «preciso el uso de las defensas» para conseguir reducirles.

Durante el traslado, Fernando continuó con sus amenazas. «Jovencitos, no sabéis con qué culito habéis dado, yo no amenazo, cumplo, ya me podéis matar, Burgos es muy pequeño y en cuanto os vea en la calle os voy a matar a vosotros y a vuestros hijos», se detalla en la sentencia.
La Audiencia rechaza los recursos de los condenados, que en otras cosas solicitaban cambiar la calificación jurídica de lo ocurrido. «De las pruebas practicadas, fundamentalmente el testimonio de los agentes policiales, se deduce que su actuación consistió en acometer y golpear a varios de los agentes policiales en el ejercicio de sus funciones, los cuales resultaron lesiones, u por ello no puede encuadrarse en una mera resistencia pasiva», sino que se trata de un delito de atentado.

http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Local/20080405/condenados/tres/jovenes/lesionar/cuatro/policias/hace/dos/a%C3%B1os/san/julian/1A624EC4-F20F-8C66-AB61F956C1521AD9

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: