La Guardia Civil e inspectores de Trabajo ‘asaltan’ un prostíbulo de Campos

Cinco prostitutas fueron detenidas en la operación que se llevó a cabo de madrugada

JAVIER JIMÉNEZ
«Guardia Civil: enciendan las luces, apaguen la música y paren esa película porno». A las dos de la madrugada del sábado, una decena de agentes de la Guardia Civil, apoyados por inspectores de Trabajo, irrumpieron en el Pub Mango, ubicado en la carretera de Campos. La redada contra la prostitución se saldó con cinco mujeres detenidas, cuatro de nacionalidad brasileña y otra dominicana.

Se trata de un conocido club de alterne que está emplazado en la carretera que une Campos y Felanitx, a la altura del kilómetro 3, y que dirige Carlos C.L., un empresario con antecedentes policiales. En el prostíbulo se han registrado recientemente incidentes y no hace mucho una empleada del club recibió una tremenda paliza y fue lanzada a una cuneta. El Cuerpo Nacional de Policía ya intervino hace unos meses en el negocio y el sábado fue la Benemérita quién irrumpió en el pub.

A la entrada del recinto había un vigilante de seguridad, pero los agentes no le dieron tiempo a reaccionar y entraron en tropel en el establecimiento, donde había unas cuarenta personas. Una veintena eran clientes, el resto empleados y mujeres que supuestamente ejercen la prostitución. Cuando las personas del interior comprendieron que se trataba de una redada hubo algunos segundos de desconcierto y se arrojaron al suelo algunas dosis de cocaína y también de hachís, que fueron recogidas por los investigadores. Luego, una a una, todas las extranjeras fueron identificadas, mientras eran interrogadas por los inspectores de Trabajo. La cuestión era saber si estaban en Mallorca de forma ilegal y al menos cinco de ellas no tenían papeles, por lo que fueron arrestadas.

La operación duró varias horas y al final el dueño no fue detenido y el local tampoco fue precintado, aunque los inspectores cumplimentaron toda la documentación sobre la contratación de trabajadoras ilegales y es previsible que el local sea sancionado duramente. Hace un tiempo el propietario del recinto, que por ciento sufrió un incendio, se vio implicado en una denuncia por agresión con arma blanca. La víctima era una mujer que sufrió una puñalada y Carlos fue imputado por aquellos acontecimientos.

http://www.ultimahora.es/segunda.dba?-1+6+430864

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: