La Guardia Civil detiene a dos personas como presuntas autoras de un delito contra el derecho de los trabajadores

08/04/2008

Efectivos de la Guardia Civil de Cádiz han detenido a un matrimonio, residente en El Puerto de Santa María, que tenían una empresa de construcción y empleaban a ciudadanos extranjeros en situación irregular bajo la promesa de un contrato laboral que nunca llegó a realizarse

La Guardia Civil ha podido comprobar hasta la fecha que al menos cuatro personas de nacionalidad boliviana y dos más de Guatemala, había trabajado para la empresa investigada

Efectivos de la Guardia Civil de Cádiz ha detenido a un matrimonio vecino de El Puerto de Santa María, titular y empleado de una empresa dedicada a la reforma de pisos y locales, como presuntos autores de un delito contra el derecho de los trabajadores, por emplear a personas inmigrantes en situación irregular bajo la promesa de facilitarles un contrato laboral que les permitiera regularizar su situación en España.

La Guardia Civil inició la investigación a mediados del pasado mes marzo cuando tuvo conocimiento de que una empresa dedicada a la construcción ubicada en El Puerto de Santa María, sólo empleaba a personas extranjeras en situación irregular bajo la promesa de contratarlos legalmente para que pudieran regularizar su estancia en nuestro país y un salario de 50 euros diarios.

Este matrimonio además ofertaba trabajos relacionados con la construcción a través de dos empresas que no existían, resultando ser ficticias, publicitándolas con propaganda en buzones de correos y prensa escrita.

Durante el transcurso de la investigación la Guardia Civil pudo comprobar que los empleados trabajaban de lunes a sábados en horarios de mañana y tarde, no percibiendo nunca el salario acordado, sino que el titular de la empresa les pagaba cantidades que oscilaban al mes entre 300 y 500 euros e incluso alguno de éstos empleados sólo habían cobrado un total de 70 euros en dos meses trabajados.

De este modo la empresa conseguía que estos trabajadores al no percibir el salario acordado ni le realizaran el contrato laboral, abandonaran el puesto de trabajo sin poder denunciar los hechos por su situación irregular, volviendo a contratar a personas en la misma situación.

Hasta la fecha se ha podido demostrar que al menos seis personas inmigrantes en situación irregular en España, han sido explotadas por la empresa investigada.

La Guardia Civil en el momento de la detención de los presuntos autores de los hechos citados, contó con la colaboración de dos inspectores de trabajo de la Delegación Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Cádiz.

Dichas detenciones se llevaron a cabo cuando se encontraban realizando unas obras de reforma en una vivienda ubicada la barriada portuense de Valdelagrana, donde se encontraban trabajando dos ciudadanos de nacionalidad guatemalteca en situación irregular y sin contrato laboral, careciendo de cualquier tipo de medida de seguridad en el trabajo.

Los detenidos que resultaron ser J.C.V.C. de 40 años de edad y M.M.A.B. de 34, ambos vecinos de El Puerto de Santa María, han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial cómo presuntos autores de un delito contra el derecho de los trabajadores y ciudadanos extranjeros en España.

http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Ultimos_comunicados/np040807.html

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: