72 inmigrantes indios huyen en Ceuta por temor a la expulsión

El Gobierno afirma que al no haber pedido asilo serán devueltos a su país

ROCÍO ABAD – Ceuta – 10/04/2008

Un total de 72 inmigrantes indios acogidos en el centro de estancia temporal (CETI) de Ceuta han decidido esconderse en el monte por miedo a ser expulsados a su país de origen. El grupo ha huido tras reunirse con responsables de la Delegación del Gobierno en el que se les informó de que se seguirá con ellos el “procedimiento habitual” en la aplicación de la Ley de Extranjería, esto es, la devolución a su país de origen.

Los inmigrantes, que de media llevan 15 meses en Ceuta, se han dirigido incluso a la pequeña comunidad hindú de la ciudad autónoma. Su presidente, Ramesh Chandiramani, se llegó a entrevistar hace unos días con el delegado, Jenaro García Arreciado, para mediar en el conflicto, aunque sin éxito. “Son hindúes, llegaron a nuestro templo y, lógicamente, después de 6 o 7 meses están manifestando a familias hindúes su situación, algo que ha creado inquietud en nuestra comunidad”, señaló Chandiramani.

Al no haber respuesta, los inmigrantes, todos varones, decidieron abandonar en masa la disciplina del centro de acogida, siguiendo así los pasos de otro colectivo, el de los bengalíes: 33 de ellos iniciaron en agosto de 2007 una protesta similar que acabó tres meses después con su regreso al CETI. Escalonadamente y sin hacer ruido, estos inmigrantes de Bangladesh fueron trasladados a centros de la Península.

En un bosquecillo

Los hindúes creen que presionando a la Administración pueden conseguir algo similar. El lunes por la noche no regresaron al centro. Desde entonces duermen a la intemperie en un bosquecillo próximo al CETI. Con plásticos y troncos de árboles han construido algunas chabolas para cobijarse de noche. El argumento que esgrime la Delegación del Gobierno es que no han solicitado el asilo en España, por lo que tendrán que abandonar el territorio español en cuanto las autoridades lo consideren oportuno.

En todos los casos, los inmigrantes tuvieron que empeñar todos sus bienes y dejar atrás a sus familias para llegar a Europa. Según el grupo, los antecedentes de repatriaciones a la India están claros: “El 20 de febrero de 2007 fueron enviadas 48 personas y el 12 de octubre de 2007 lo hicieron con otras 13. No nos vamos a quedar sentados a que vengan por nosotros”, asegura Rocky, uno de los huidos. Por su parte, un portavoz de la Delegación del Gobierno aseguró ayer que esta protesta no cambiará su situación, ya que todos volverán a la India. Mientras, el grupo sigue a la intemperie, pese al temporal y las fuertes lluvias que azotan el Estrecho desde el lunes, controlados por la policía, que no les puede obligar a regresar al centro.

http://www.elpais.com/articulo/espana/72/inmigrantes/indios/huyen/Ceuta/temor/expulsion/elpepunac/20080410elpepinac_28/Tes

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: