El 56% de las personas que entraron en prisión en BCN en 2007 eran extranjeras

El Mundo, XIANA SICCARDI, 2008-04-10

Un informe de Justícia revela que ingresaron internos de hasta 96 nacionalidades diferentes El Departamento de Justícia de la Generalitat ha contabilizado que, durante el pasado año 2007, un total de 4.078 personas ingresaron en los centros penitenciarios de la ciudad: la Modelo, Wad – Ras y el de jóvenes de Trinitat. Esta ha sido la respuesta que la consellera Montserrat Tura ha remitido a la mesa del Parlament tras la pregunta del Partido Popular relativa a cuántos ingresos se produjeron el pasado año, para calibrar la masificación en las cárceles de la ciudad, y a la que tuvo acceso EL MUNDO.

La respuesta de la titular de Justícia incluye, también, la nacionalidad de los internos, que revela que las prisiones de la ciudad destacan por su enorme internacionalidad. Mientras 1.802 internos eran españoles (el 44%), los 2.276 restantes, más de la mitad, eran extranjeros, y hasta de 96 nacionalidades diferentes. Por nacionalidades, destacaban los internos de origen marroquí (584), rumano (214) y ecuatoriano (125), seguido de los oriundos de Argelia (100), Georgia (94) y Colombia (90). Después siguen los bolivianos (61), nigerianos (44), pakistaníes (51), dominicanos (53) y chilenos (57). Los reclusos pertenecientes a la Unión Europea – descartando España – sumaban 149.

Realizando el recuento a la inversa, las procedencias que fueron menos habituales – al margen de la UE – , con menos de 5 individuos, fueron Australia, Bangladesh, Bielorrusia, Burkina Faso, El Congo, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Egipto, Eslovenia, Estados Unidos, Etiopía, Guatemala, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Kuwait, Malta, Mauritania, República de Burundi, Somalia, Sudán, Tanzania y Zimbawe, entre muchas otras.

La reconocida masificación existente en las prisiones catalanas – con un total de 9.395 internos a finales de 2007, 425 más que en 2006 – ha llevado al Departament de Justícia a acelerar la construcción de las nuevas cárceles previstas, diseñadas con una menor capacidad, para 500 o 700 internos, porque los expertos afirman que así se potencia la rehabilitación.

Aunque la tasa de criminalidad y de victimización en Cataluña sea baja, su población penitenciaria es muy alta. Tanto, que supera la media europea y su incremento «guarda cada vez más distancia» con el de otros países como Portugal, Italia, Alemania, Francia, Suecia, Dinamarca y Suiza. Por encima de Cataluña en particular, y de España en general, en la clasificación de la población reclusa sólo figura Inglaterra, según reveló el Síndic de Greuges a finales del año pasado en un informe.

Dicho documento explicaba que «el crecimiento de la población en las cárceles continúa a un ritmo constante», ya que desde junio de 2006 a junio de 2007 «se pasó de 8.911 internos a 9.395».El Síndic alertaba, además, del «crecimiento de la población preventiva», ya que el pasado mes de julio este tipo de reclusos representaba el 21,8% de los internos. Apuntaba, también, que en «la prisión preventiva, la prisión provisional se aplica en una proporción más alta a los extranjeros que a los españoles», un hecho que, a su juicio, «dificulta los procesos de reinserción relacionados con el acceso al tercer grado y a la libertad condicional».

http://mugakmed.efaber.net:3000/noticias/noticia/141624

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: