Cae una banda que robaba en localidades de Tarragona, Lleida y Huesca

Los detenidos, de origen kosovar, actuaban siempre de noche y tenían escondites en el campo donde guardaba herramientas y parte del botín.

11/04/2008

Tarragona. (EUROPA PRESS).- La Guardia Civil detuvo ayer a cuatro personas como los presuntos autores de al menos 13 robos en localidades de las provincias de Tarragona, Lleida y Huesca. Los arrestados, de origen kosovar, formaban una banda que actuaba siempre de noche y que tenía escondites en el campo donde guardaba herramientas y parte del botín, según informó hoy el Instituto Armado en un comunicado.

Los detenidos son Dren S., Avdiu R. y Remzi Q., los tres de 26 años, y Gezim C., de 24. Se les imputa los delitos de asociación ilícita; robo con fuerza, intimidación y de uso de vehículo, y usurpación de estado civil.

La investigación se inició al detectar, a finales de octubre de 2007, diversos robos en comercios y empresas con características similares que denotaban que tenían una misma autoría por parte de una banda especializada. A través de la operación ‘Cucò, la Benemérita encontró a los presuntos autores de los robos, que no realizaban ninguna actividad laboral.

Estudiaban sus objetivos
El grupo escogía primero el objetivo, estudiando su ubicación, los sistemas de seguridad y los objetos a sustraer, especialmente las cajas fuertes. Al tenerlo claro, robaban un vehículo para desplazarse hasta uno de los escondites o zulos donde guardaban las herramientas que les servían para forzar las entradas de los locales y sus cajas fuertes.

Cuando llegaban a la empresa, siempre de noche, anulaban las alarmas y las cámaras de vigilancia. A veces cortaban el suministro eléctrico provocando falsas alarmas para que acudieran patrullas policiales.

Una vez los agentes abandonaban el lugar, la banda accedía a los establecimientos fracturando las cajas fuertes con radiales, mazos, martillos, hachas y destornilladores, entre otros. Tras obtener el botín, volvían a su escondite donde dejaban las herramientas y parte de lo robado dependiendo de su volumen, y retornaban de madrugada a sus casas.

Además de las detenciones, la Guardia Civil registró los escondites en el campo y dos domicilios de Reus y Cambrils (Tarragona), en los que se incautó de diversos efectos robados, como cámaras fotográficas digitales, de vídeo, tarjetas de memoria y otros aparatos electrónicos.

También encontró una gran cantidad de herramientas, e intervino un vehículo propiedad de uno de los detenidos y dos que fueron devueltos a sus dueños. Está previsto que los arrestados pasen a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus (Tarragona).

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080411/53455149666.html

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: