Dos detenidos tras saltarse varios semáforos, ir contra dirección y negarse a ‘soplar’

La Guàrdia Urbana de Lleida detuvo la pasada madrugada a dos hombres después de que intentaran huir de la presencia policial con el vehículo que conducía a uno de ellos. Durante la huida, que se inició en Prat de la Riba, el vehículo circuló en sentido contrario en diversas ocasiones saltándose diversos semáforos en rojo. Finalmente, el vehículo pudo ser interceptado por los agentes en el aparcamiento del hotel Condes d’Urgell de la capital del Segrià. La Guardia Urbana detuvo a los dos ocupantes del vehículo por desobedecer a los agentes y, al conductor, también, por negarse a someterse a la prueba de alcoholemia a pesar de los evidentes indicios de ir bebido.

Patronat de Turisme

Los hechos se iniciaron en torno a las dos de la madrugada en el cruce entre la avenida de Prat de la Riba y la calle de los Pallars. En aquel momento, una patrulla de la urbana divisó a un Volkswagen Golf parado delante de un semáforo, cuando éste estaba en verde. Según fuentes policiales, el conductor del vehículo, al darse cuenta de la presencia policial, huyó a mucha velocidad hacia la calle de Pallars, en dirección contraria, y continuó por la calle Camp de Mart, hasta la avenida de Balmes donde no respetó el semáforo en rojo e invadió el sentido contrario cuando estaba lloviendo y la visibilidad era reducida.
La huida del vehículo continuó por la rambla de Aragó, avenida Catalunya, puente de la Universidad hasta la carretera LL-11 donde, según la Urbana, el vehículo circuló en sentido contrario hasta, que para evitar la colisión con dos vehículos, se dirigió hacia la zona de estacionamientos situada en el hotel Comtes d’Urgell, donde finalmente el vehículo se detuvo.
Seguidamente, el conductor del vehículo y el otro pasajero salieron corriendo sin embargo, después de una breve persecución pudieron los agentes pudieron interceptarlos a pesar de ofrecer resistencia. Los dos detenidos son de nacionalidad marroquí. El conductor del vehículo, R. S., de 24 años es vecino de Mollerussa, mientras el otro ocupante, B. R., de 31 años, es vecino de Játiva.
Los agentes comprobaron que el conductor presentaba síntomas claros de encontrarse bajo el efecto de bebidas alcohólicas pero al ser requerido para someterse a la prueba de alcoholemia éste se negó, según informaron desde la Guardia Urbana. Los agentes procedieron a la detención de los dos hombres.

http://www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=81318&seccio=sociedad&fecha=2008-04-11&sortida=03:00:00

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: