Precintan una “fábrica” irregular de bollería que se vendía en playas del Sur

El Día

P.F., S/C de Tenerife

Agentes de la Policía Local de Arona, adscritos a los grupos de Seguridad Ciudadana y Policía Turística, intervinieron en un local clandestino dedicado a la producción de bollería que después era distribuida por vendedores ambulantes de forma ilegal en las playas de las zonas turísticas de los municipios de Arona y Adeje. Las instalaciones quedaron precintadas de forma cautelar y en la acción también participó un inspector del departamento de Sanidad del Ayuntamiento sureño.

La actuación se desarrolló el pasado lunes a mediodía en un establecimiento regentado por una ciudadana finlandesa y situado en uno de los centros comerciales Verónicas, en Playa de las Américas, según las fuentes consultadas por este periódico durante la jornada de ayer.

En el momento de la operación policial, miembros del cuerpo de seguridad hallaron en las dependencias a un cliente del “negocio” que compraba productos para después comercializarlos entre los bañistas.

Condiciones

Al parecer, en el local se detectaron unas condiciones “pésimas” de salubridad y seguridad, a tenor de la primera inspección ocular llevada a cabo. Además, la persona que gestionaba el recinto carecía de la preceptiva autorización municipal de apertura.

Todas estas circunstancias motivaron el cierre cautelar del establecimiento por parte de los funcionarios, mientras el técnico de la corporación municipal elabora el informe correspondiente de este caso.

Además, en dicha operación se detuvo al hombre que estaba comprando productos, un ciudadano de nacionalidad marroquí, por su estancia ilegal en España, en aplicación de la actual legislación en materia de Extranjería, según los datos conocidos ayer.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: