Cuatro años de cárcel por pegar a su vecino con un ladrillo tras una discusión

20Minutos
17.04.2008
  • Eran vecinos puerta con puerta, se pelearon por unas obras.
  • La víctima sufrió graves lesiones tras ser golpeada con un ladrillo.
  • La Acusación Particular pedía 10 años de cárcel al entender que sí había intención de homicidio.

Cuatro años de cárcel. Esa es la condena que la Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha dictado contra un ceutí, el llamado Y.M.A., por golpear a su vecino con un ladrillo causándole lesiones graves que le han producido trastornos nerviosos y episodios epilépticos.Hasta el momento del incidente su relación había sido cordial

El tribunal ha considerado que Y.M.A. no quiso matar a su vecino, a pesar de la gravedad de las heridas provocadas en la cabeza, entendiendo que los hechos se encuadran en un delito de lesiones y no en un homicidio en grado de tentativa como había solicitado la Acusación Particular, lo que le habría llevado a pasar entre rejas diez años. El condenado deberá abonar a la familia del agredido 42.000 euros en concepto de indemnización.Los hechos a los que se refiere el fallo judicial al que ha tenido acceso 20minutos.es se remontan a 2007, cuando el acusado se enfrentó a su vecino por unas obras que éste estaba realizando al lado de su vivienda. Lo que comenzó con un rifi rafe verbal terminó en un enfrentamiento físico. El acusado mantenía que las obras que la víctima estaba realizando eran ilegales. Hasta ese momento las relaciones entre ambos habían sido cordiales pero éste fue el motivo que transformó una amistad vecinal en un brutal enfrentamiento.

Y.M.A. comenzó a golpear a su vecino en el rostro y cabeza, enzarzándose en una pelea que terminó con ambos en el suelo tras caerse por unas escaleras. Fue entonces cuando la víctima perdió el conocimiento y el acusado hizo uso de un ladrillo para pegarle en la cabeza, provocándole un traumatismo severo.

Aunque algunos testigos de los hechos consideran que sí, que Y.M.A. quería matar a su vecino, el tribunal ha entendido que no hay fundamentos para ello rebajando considerablemente la pena. La sentencia, que no es firme, podría ser recurrida por las partes.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: