Denuncian la paliza sufrida por un menor con una barra de hierro en plena calle

20Minutos

17-4-2008

AGENCIAS. 17.04.2008

  • Una mujer, testigo de la agresión, denunció los hechos a la Policía.
  • Un adulto, al parecer rumano, sacó al menor de una furgoneta y comenzó a golpearle.

El portavoz de la Asociación Pro Derechos del Niño y de la Niña (Prodeni), José Luis Calvo, denunció ayer ante la Fiscalía del Menor de Cádiz la paliza sufrida por un menor en plena calle por parte de un adulto extranjero que le propinó repetidos golpes con un barra de hierro en la localidad gaditana de San Fernando.

Yo sola no pude hacer nada más que llamar a la Policía y la gente se limitó a decirle que no le pegara más

Según explicó Calvo, una ciudadana, testigo de los hechos, envió a la asociación un correo electrónico en el que informaba de la “escena más dantesca que jamás había presenciado”. Así, relató que mientras se encontraba en la parada de un autobús escuchó los gritos de un hombre, “que parecía rumano”, que sacaba a un menor de una furgoneta y le propinaba “una serie de puñetazos mientras el pequeño, de rodillas, se cubría la cara”.

Seguidamente, la mujer que ha puesto en conocimiento estos hechos, acompañada por otra señora comenzaron a gritarle “maltratador” y una de ellas entró en un establecimiento para que llamaran a la Policía. Fue en ese momento, según explica la testigo, cuando el supuesto agresor “sacó la barra de hierro y le dio al niño más de diez golpes“.

A continuación, el hombre se marchó en la furgoneta con el menor y las mujeres apuntaron el número de la matrícula extranjera del vehículo que le facilitaron a los efectivos de la Policía que se personaron en el lugar de los hechos. Si bien, según la testigo, horas más tarde se puso en contacto con la Policía y ésta le comunicó que “no lo habían podido detener”.

Por ello, la vecina de San Fernando (Cádiz) decidió enviar un email a Prodeni, con el objetivo de que “hagan todo lo posible por encontrar a ese niño y salvarlo, ya que yo sola no pude hacer nada más que llamar a la Policía y la gente que pasaba por el lugar se limitó a decirle que no le pegara más“.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: