Piden cinco años de cárcel para una banda dedicada al robo de cobre en Lleida

La Mañana

17.04.2008

Lleida – Begoña Ruiz

El Ministerio Fiscal solicitó ayer una pena de cinco años de prisión para once hombres de nacionalidad rumana por un supuesto delito de robo continuado con fuerza en varias empresas de Lleida y por un delito de asociación ilícita, al formar una organización para llevar a cabo estos robos, supuestamente.

Los once hombres de origen rumano y residentes en Santa Coloma de Gramenet y Badalona (Barcelona) fueron detenidos junto a seis menores de edad el pasado 13 de mayo de 2007 por la noche cuando salían de la empresa Cistercal de Vilagrassa, dedicada a fabricar cisternas de camión.
A pesar de que todo quedó en un intento y los integrantes de la banda salieron con las manos vacías, aunque llenas de grasa según la declaración de los agentes de los Mossos d’Esquadra, éstos ya habían robado supuestamente en otras ocasiones en esta misma empresa.
Además, también se atribuye a esta banda robos en otras empresas sucedidas durante ese mismo mes en la demarcación de Lleida, como el que se efectuó a la empresa Ros Roca, de la que desaparecieron en la noche del 25 al 26 de abril según sus responsables, 18.269 euros en cable de cobre.
Los Mossos d’Esquadra recibieron el aviso de la empresa Cistercal que estaban intentado robar. Por eso, decidieron acudir al lugar de los hechos. Una vez allí vieron salir dos furgonetas, con las que empezaron una persecución hasta conseguir detenerlas en Tàrrega. En estos dos vehículos viajaban 17 personas, que fueron arrestadas.
En el momento de la detención y en el juicio celebrado ayer en la sala de vistas del Juzgado de Lo Penal número tres de Lleida, los acusados aseguraron que nunca antes del día de su detención habían estado en Lleida y que el motivo de su visita a Lleida era acudir a una iglesia para rezar.
Los acusados también se defendieron asegurando que no se conocían entre ellos y que muchos era la primera vez que se veían.
El responsable de la Unidad de Investigación de los Mossos d’Esquadra para este caso aseguró que algunos de los que participaron en este robo, tomaron parte también en otros del mismo tipo que se llevaron a cabo en otros puntos de Catalunya y que las mismas furgonetas también se han utilizado en otros robos.
Los acusados parece ser que siempre utilizaban el mismo modus operandi. Salían desde Barcelona en las furgonetas dirección a las comarcas de Lleida, con el objetivo de robar este tipo de materiales de alto valor en el mercado.
Entraban por la puerta posterior de la empresa objetivo, llevándose y cargando en sus furgonetas todo el material que posteriormente vendían. La defensa argumentó que era imposible que éstos pudieran transportar en dos furgonetas tan pequeñas que se pueden conducir con permiso B unas cargas de hasta 7 toneladas en el caso de otro robo que se les imputa.
Por otro lado, los letrados también insistieron en que no se puede demostrar que los demás robos perpetuados en aquella zona durante ese mes fueran obra de sus representados, que no hay ninguna prueba y que el modus operandi es el utilizado en casi todos los casos de robo de cobre.
Mientras que el Ministerio Fiscal solicitó cinco años de prisión para los once acusados por estos dos presuntos delitos, los letrados de la defensa pidieron para sus representados la libre absolución y la excarcelación, ya que actualmente y desde que fueron detenidos se encuenran todos en prisión.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: