Piden dos años de cárcel a unos padres por dejar solos a sus hijos de 2, 4 y 6 años para ir de fiesta

Diario de Mallorca

17.04.2008

El ministerio fiscal acusa a los progenitores de un delito de abandono temporal de menores.

B. PALAU. PALMA. La fiscalía reclama una pena total de dos años de prisión para un matrimonio acusado de un delito de abandono de menores, ya que el pasado verano presuntamente dejó solos en su domicilio de Palma a sus tres hijos, de dos, cuatro y seis años, para ir de fiesta. Dos de los pequeños, que supuestamente quedaron desamparados durante unas siete horas, salieron de la vivienda y deambularon desorientados de madrugada por la calle. Uno de ellos, de cuatro años de edad, vagaba semidesnudo sin rumbo buscando a sus padres.
El ministerio fiscal considera a los progenitores, de unos 35 años, responsables de un delito de abandono temporal de menores. La acusación pública también propone que la condena de cárcel pueda ser sustituida por la expulsión del matrimonio del territorio nacional por un periodo de diez años. Los imputados son una pareja de nacionalidad argentina y en situación irregular en España, según la versión de la fiscalía.
Los hechos ocurrieron el pasado día 1 de septiembre de 2007, aproximadamente a las ocho de la tarde, cuando los padres abandonaron el domicilio familiar situado en las proximidades de la calle Antoni Maria Alcover, en Palma, con el fin de asistir a una fiesta, según se desprende del escrito de acusación. La pareja dejó dentro del inmueble a sus tres hijos, de seis, cuatro y dos años. Poco después, los dos mayores decidieron salir de la vivienda al sentirse asustados y solos, dejando a su hermana pequeña, de dos años, en una de las habitaciones.

Deambulan durante horas

Los dos niños deambularon por las inmediaciones de la calle Antoni Maria Alcover durante horas, según apuntaron varios vecinos de la zona. La menor de seis años estaba completamente desorientada y no era capaz de regresar a casa. Según el fiscal, la niña cruzó la calle sin mirar cuando circulaban vehículos. Y su hermano, de cuatro años, callejeaba semidesnudo, al ir únicamente vestido con una camiseta, en busca de sus padres.
Finalmente, los dos pequeños fueron hallados por varias personas quienes les acompañaron al domicilio y alertaron al Cuerpo Nacional de Policía. En el interior de la vivienda, los agentes descubrieron a un tercer menor, una niña de dos años, que se encontraba durmiendo. Los tres menores fueron ingresados en un centro de acogida a las cuatro de la madrugada del 2 de septiembre al estar en situación de desamparo.
Según el atestado inicial de la Policía, el piso de los encausados se hallaba desordenado, en malas condiciones de higiene y con objetos peligrosos al alcance de los niños. Los pequeños incluso pidieron comida a los agentes, ya que, según dijeron, esa noche no habían cenado nada, según fuentes policiales. Sobre las cuatro y media de la mañana, la pareja sospechosa se presentó en las dependencias de la Jefatura de la Policía, en Palma. Los padres de los tres niños admitieron en un principio que los habían dejado solos durante unas horas esa noche porque habían acudido a una celebración familiar.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: