Degollarse en plena calle

Diario de Mallorca

18.04.2008

Un ladrón amenaza con cortarse el cuello con dos botellas rotas durante media hora tras asaltar dos tiendas cerca de Cort.

B. PALAU. PALMA. Máxima tensión en el centro de Palma. Decenas de ciudadanos vivieron ayer al mediodía con angustia cómo un hombre se atrincheraba en plena calle, junto a la central de Correos, y amenazaba con cortarse el cuello con dos botellas de cristal rotas. Acababa de robar en dos tiendas y, al sentirse acorralado por la Policía, reaccionó de forma imprevisible haciendo amagos de quitarse la vida. Diez agentes de la Policía Local de Palma le tenían rodeado a corta distancia. La calle Tous i Maroto estaba cortada. El sospechoso, muy alterado, empezaba a sangrar por el cuello, las manos y los brazos. Su rostro desencajado y la mirada perdida hacían temer lo peor. En cada mano agarraba un trozo de cristal que le rozaba la yugular. La tensa escena se prolongó durante media hora. Mientras tanto, multitud de curiosos contemplaban atónitos los hechos. Un silencio inusual reinaba en la zona, a pocos metros de la Delegación de Gobierno, como si el tiempo se hubiera detenido. Decenas de transeúntes inmóviles esperaban tras las cintas de precinto o bien desde balcones y ventanas. Todas las miradas estaban fijadas en el presunto ladrón, un ciudadano polaco de mediana edad, que seguía con los cristales rodeándole el cuello. Los policías fueron acercándose a él poco a poco y trataron de calmarle hablándole de forma pausada. En un momento de despiste, que apenas duró unos segundos, se abalanzaron sobre él y consiguieron reducirle. El hombre fue detenido, le vendaron la cabeza y fue trasladado en un furgón de la Policía Local al hospital de Son Dureta, donde le curaron los cortes que presentaba. Su vida no corría peligro.
Los hechos se iniciaron poco antes de las doce del mediodía en la tienda de comestibles ´La Pajarita´, en la calle de Sant Nicolau. “Ha entrado en la tienda, ha cogido una botella de vino y ha arrancado a correr”, explicó ayer una empleada. “Ha dicho algo en un idioma extranjero, como si hablara solo”, agregó la mujer. Según varios testigos, el supuesto ladrón huyó hacia las escaleras que conducen a Cort donde presuntamente rompió el recipiente de cristal. Acto seguido, se dirigió a un segundo establecimiento, ´El Colmado Santo Domingo´, donde se apoderó de otra botella de licor. “Tenía a varios clientes en la tienda y él ha entrado, ha pasado la mano hasta el mostrador y ha cogido una botella. Luego, ha salido corriendo y yo he ido tras él. Le he podido quitar la botella, hemos forcejeado en la calle y él se ha girado y ha regresado a la tienda. Una vez dentro, ha vuelto a coger otro recipiente de licor, lo ha roto en el mostrador y, al intentar salir y encontrarse conmigo porque le iba siguiendo, me ha atacado”, destacó Pedro Amengual, propietario del emblemático comercio. “Me amenazaba con clavarme la botella de cristal rota a la salida de la tienda. Luego, se ha escapado y le he seguido calle abajo”, matizó Amengual. Un testigo que presenció el robo, Luis Velasco, acudió en su ayuda y persiguió al sospechoso: “He ido tras él. Ha subido por las escaleras hacia la calle de la Victòria y a mi también me ha amenazado. Me embestía con la botella rota y luego se ponía a beber. En seguida han venido los policías locales. Entonces, él se ha marchado por Conqueridor y ha girado en la calle Tous i Maroto”. Allí, junto al número 2 se atrincheraba durante media hora con los cristales en el cuello. La Policía le había acorralado.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: