Cazan en Barajas a una pareja de Lleida con 6 kilos de cocaína

La Mañana

19.04.2008

Lleida – F. Pérez

Agentes de la Policía Nacional del Grupo de Estupefacientes con base en el Aeropuerto de Barajas de Madrid han detenido a una pareja, ambos vecinos de Lleida, cuando intentaban entrar en España, procedente del continente africano, casi seis kilos de cocaína, que presumiblemente tenían como destino Lleida para su posterior tratamiento y distribución.

Agentes de la Policía Nacional del Grupo de Estupefacientes con base en el Aeropuerto de Barajas de Madrid han detenido a una pareja, ambos vecinos de Lleida, cuando intentaban entrar en España, procedente del continente africano, casi seis kilos de cocaína, que presumiblemente tenían como destino Lleida para su posterior tratamiento y distribución.
Las detenciones, según informaron a LA MAÑANA fuentes cercanas a la investigación, se produjeron el pasado 29 de febrero, cuando Gaieta F.R., de 32 años, nacido en Castellar del Vallès, pero residente en Lleida, aterrizó en el aeropuerto de Barajas. Al joven le acompañaba otra chica, Emili Doairiana M.M., de 22 años, con nacionalidad dominicana y española, aunque domiciliada también en Lleida.
Los dos arrestados procedían de un vuelo de Casablanca y volaban en la compañía Royal Marroc. Cada uno llevaba una maleta que habían embarcado como equipaje y en la que ocultaban la cocaína después de haberlas preparado con un doble fondo y de hacer un prensado perfecto en tabletas de la droga.
Gaieta F.R. llevaba en el doble fondo de su maleta un total de 2.905 gramos de cocaína de gran pureza, mientras que Emili M.M. llevaba en la suya 2.935 gramos de la misma sustancia. En total casi seis kilos que fueron intervenidos por los agentes de estupefacientes con la ayuda de los perros detectores de la droga.
Ambos fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública y después de permanecer en dependencias policiales y declarar ante el juez, ingresaron en la prisión de Soto del Real, en la provincia de Madrid. Según los investigadores, el joven habría sido captado como correo cuando trabajaba como camarero en un restaurante de Lleida. Días antes de iniciar el viaje se despidió de su empleo y viajó, junto con su compañera a Sierra Leona, de donde se presume que procede la droga destinada a una banda afincada en Lleida.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: