Detenido en Murcia por asesinato el jefe de una peligrosa banda dedicada al tráfico de armas

La Vanguardia

19-4-2008

La Guardia Civil ha detenido en Murcia aún hombre de 32 años, considerado jefe de una peligrosa banda dedicada a la prostitución y al tráfico de armas y de droga, como presunto autor del asesinato de un colaborador suyo que le había traicionado, cometido hace ocho años en la pedanía de El Palmar.

Seguir leyendo noticia
Según fuentes de este cuerpo, en el verano de 2000 el detenido disparó presuntamente a bocajarro contra un colaborador que le había traicionado, y descuartizó y enterró su cuerpo en esa población.

Un tiempo después, lo desenterró y lo trasladó hasta la pedanía de Los Torraos, en el municipio murciano de Ceutí, donde un agricultor que araba la tierra con su tractor encontró el cadáver escondido entre bolsas de basura el pasado 8 de diciembre.

En la denominada operación Identity, la policía judicial de la Guardia Civil inspeccionó el huerto donde se encontró el cadáver y recogió gran número de pruebas para el esclarecimiento del crimen.

Con esas pruebas y la autopsia realizada en Murcia, se determinó que la víctima era un hombre de raza blanca que llevaba enterrado más de cinco años. El laboratorio de criminalística reconstruyó los dedos de la mano del cadáver y logró identificarlo a través de las huellas dactilares.

Una de las líneas de investigación llevó a los agentes a contactar con miembros de la Policía Nacional, ya que se sabía que años atrás habían excavado en una finca cercana buscando un cadáver.

La Guardia Civil reconstruyó la organización de la red criminal, “muy violenta y jerarquizada”, para lo que se vio obligada a moverse en el mundo de la prostitución.

Los investigadores consideran que el ámbito de actuación de este grupo era la región de Murcia y el litoral sur de Alicante, que su máximo responsable ejercía un férreo control sobre la organización y que cuando éste dejaba de confiar en sus colaboradores los “ejecutaba cruelmente”.

En la banda, integrada también por familiares del jefe, se adoctrinaba y controlaba a las mujeres que tenían recluidas y que más tarde eran sometidas para ejercer la prostitución.

El jefe tenía sus propios guardaespaldas, procedentes de los países de Europa del Este, que ayudaban “a mantener a raya a propios y extraños de la organización criminal”, dice la Guardia Civil. El pasado miércoles 16 de abril fue detenido P.S.G., vecino de El Palmar, como supuesto autor material de este delito de asesinato.

El detenido se encuentra ahora en prisión cumpliendo condena por la comisión de numerosos delitos.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: