El Supremo confirma la pena de 36 años para una banda que obligó a prostituirse a una mujer rumana

Terra Actualidad – Europa Press

19-4-2008

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la condena de seis años de prisión para cada uno de los seis procesados por retener contra su voluntad a una mujer de nacionalidad rumana, a la que obligaron a ejercer la prostitución en un club de alterne de Vera (Almería) ‘La Morena’ entre agosto y octubre de 2003.

La sentencia del Alto Tribunal, a la que tuvo acceso Europa Press, desestima el recurso de casación interpuesto por la defensa de los procesados, cuatro hombres –R.S de 47 años, I.S. de 33, F.T. de 19, todos de nacionalidad rumana, y G.T. de 21 y ciudadano ruso– y dos mujeres –D.P. de 35 años, T.B. de 23, compatriotas de la víctima–, a lo que la Audiencia Provincial impuso una pena de cuatro años por detención ilegal y dos por inducción a la prostitución.

El fallo de la Sección Tercera obligó, asimismo, al pago de una indemnización de 30.000 euros a la mujer y una segunda víctima, que no llegó a trabajar en el club de alterne gracias a la intervención de la Guardia Civil de Vera, que procedía a la entrada y registro del domicilio de la urbanización Fuentemar donde permanecían retenidas el 16 de octubre de 2003.

El TS considera probado que I.S. y D.P abordaron a la ciudadana rumana en un autobús de línea, y tras apoderarse de su bolso y el pasaporte, la obligaron a ir con ellos hasta el municipio levantino, donde, según le dijeron, le conseguirían trabajo.

Ese mismo día, y ya en la vivienda que compartían con el resto de condenados, la conminaron a ejercer la prostitución y la obligaron a entregarles todas las ganancias para ganar su libertad si no pagaba 5.000 euros. Tras negarse esta, la amenazaron con venderla a tercera personas y causar daño físico a sus familiares y un hijo menor de edad, además de maltratarla.

Ante las ‘contundentes y graves vejaciones sufridas’, según reza el fallo ratificado por el TS, la víctima comenzó su actividad en ‘La Morena’ al día siguiente, durante tarde y noche, y con ‘prácticas sexuales completas’ a los clientes del club, al que conducían en coche diaramente dos de los condenados junto a las dos procesadas, también prostitutas.

Los beneficios económicos obtenidos redundaban íntegramente en la banda, que, perfectamente organizada según el juez y con una línea de actuación de ‘todos a una’, obligaba a la mujer en sus ‘horas libres’ a permanecer confinada en la vivienda hasta que ésta pudo burlar la vigilancia de sus captures y, el 13 de octubre de 2003, escapaba de ‘La Morena’ y conseguía pedir ayuda a los que transitaban por la carretera comarcal que discurre junto al club, clausurado por orden judicial desde junio de 2006.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: