Los detenidos en Felanitx desvalijaban casas y enviaban el botín a Marruecos

Diario de Mallorca

19.04.2008

Tres supuestos peristas compraban los efectos robados a cambio de dinero o droga a un gran grupo de ladrones.

XAVIER PERIS. PALMA. La “operación Butifarra”, culminada el jueves por la Guardia Civil con una espectacular intervención en Felanitx, donde fueron inspeccionados tres establecimientos y un domicilio, se ha saldado con la detención de diecisiete personas -cinco de ellas menores-, a los que se atribuye 37 robos en comercios y viviendas del Llevant de Mallorca. Los últimos arrestados en Felanitx eran especialistas en receptación. Compraban todos los efectos procedentes de los robos y los enviaba rápidamente a Marruecos, donde se distribuían en el mercado negro.
La Guardia Civil había detectado hace unos meses un gran incremento en el número de robos, tanto en casas como en locales comerciales o vehículos, en Felanitx y alrededores. La Policía Judicial de Manacor, en colaboración con el puesto de la localidad, inició una investigación, bautizada como “Butifarra” por el apodo de uno de los sospechosos, que llevó a ir deteniendo, a lo largo de las semanas que siguieron, hasta a catorce personas, todos españoles y entre los que hay cinco menores, que formaban parte de una gran banda de ladrones.
Este grupo sería el presunto responsable de al menos 37 robos con fuerza cometidos en la zona. Los delincuentes, divididos en pequeños grupos, de dos o tres personas, entraban en viviendas, casas de campo, fincas en construcción y comercios, de donde se llevaban todos los objetos de valor que encontraban: electrodomésticos, aparatos de imagen y sonido, material informático o herramientas.
La actividad de esta banda había provocado una gran alarma en la comarca de Felanitx.
Las investigaciones policiales prosiguieron hasta descubrir qué hacían los ladrones con los efectos sustraídos. La Guardia Civil descubrió que todos los botines supuestamente acababan en manos de un grupo de marroquíes residentes en la localidad.
El jueves por la mañana, una veintena de agentes acudió a un locutorio, dos bares y un domicilio de Felanitx relacionados con los sospechosos de receptación, donde hicieron registros con autorización judicial. Los guardias se incautaron de distintos efectos que se presume eran procedentes de robos, y cuya procedencia todavía estaba ayer por aclarar. Fueron arrestados tres marroquíes
De las investigaciones policiales se desprende que los marroquíes se vendrían dedicando a la receptación desde hacía tiempo. Compraban todo tipo de objetos, a cambio de dinero o de droga.
Conscientes de la necesidad de deshacerse cuanto antes del material robado, los supuestos receptadores los enviaban cuanto antes a Marruecos, mediante empresas de paquetería o aprovechando los viajes que algunos conocidos hacían a su país.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: