La jueza dicta prisión provisional para tres asaltantes del chalé de As Somozas

La Voz de Galicia

21.04.2008

El cuarto implicado, que confesó y devolvió su parte de lo robado, continúa en libertad con medidas cautelares.

X.V.G.

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Ferrol ordenó ayer el ingreso provisional y sin fianza en el penal de Teixeiro para tres de los cuatro ciudadanos colombianos implicados en el asalto a un chalé del lugar de A Garita, en el concello de As Somozas, el pasado 12 de marzo. Se trata de Y.B.G., de 21 años; F.A.S.J., de 39; y de Alfredo Zamorano, que tiene 25 años y es el único de los imputados con antecedentes policiales, por robo con fuerza, entre otros delitos. Los tres negaron haber participado en los hechos que se les imputan.

La Guardia Civil considera que Zamorano es el autor material del asesinato del vigilante del hotel Eumesa, en Pontedeume, ocurrido hace nueve años, cuando era menor de edad. Los agentes del instituto armado investigan además su posible participación en otros delitos.

El cuarto implicado, E.A.T.S., de 31 años, no ingresó en prisión, aunque la jueza ha ordenado medidas cautelares contra él. Se le ha intervenido el pasaporte, deberá presentarse en los juzgados cada semana y se le ha prohibido acercarse al chalé asaltado. E.A.T.S. tampoco tiene antecedentes penales. Ayer, en su declaración ante la jueza, confesó los hechos y devolvió su parte de los efectos robados en el chalé, del que, según la Guardia Civil, se llevaron un botín de cerca de 40.000 euros. E.A.T.S. es propietario del vehículo que se empleó en el robo. Según su versión, permaneció en el automóvil y no llegó a entrar en la vivienda del empresario de As Somozas.

Los ladrones fueron sorprendidos en el interior del chalé por la mujer y las hijas, de 14 y 8 años, del industrial, que entró en la casa poco después. Los delincuentes ataron, amordazaron y amenazaron a la familia con el objetivo de conseguir la clave de la caja fuerte. Con ella lograron el citado botín de 40.000 euros entre joyas y dinero en metálico. Después huyeron.

El ministerio fiscal todavía no ha presentado cargos concretos contra los detenidos, ya que todavía debe terminarse la instrucción del caso. Lo más probable es que Zamorano y los otros dos implicados que están en prisión provisional sean acusados de delitos de robo con violencia.

El caso de F.A.S.J. es diferente. Podría beneficiarse de atenuantes por confesar los hechos y devolver su parte de los bienes robados. También es muy improbable que se le impute por robo con violencia, ya que su versión de los hechos, según la cual se quedó en el vehículo fuera del chalé, fue muy detallada y no entró en contradicciones.

El ingreso en prisión provisional de los otros tres implicados solicitado por la Fiscalía tiene el objetivo de impedir su posible huida y de proteger a la familia que fue víctima del asalto. En el caso de Zamorano, la acusación también pretende evitar que reincida, en vista de su largo historial delictivo.

La Guardia Civil detuvo a los cuatro imputados el viernes, en el transcurso de una operación desarrollada en el barrio ferrolano de Inferniño en la que se registraron cinco domicilios y se incautaron de joyas, dinero, documentos y otros objetos.

Consultar fuente

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: