Cruz Roja detecta un incremento del 40% en 2007 del número de menores inmigrantes llegados en patera

Granada Digital

23-4-2008

Cruz Roja-Almería detectó durante el pasado año entre un 30 y un 40 por ciento más de menores extranjeros no acompañados (Menas) que en 2006 en sus dispositivos de atención a las personas llegadas en patera al litoral provincial, según informó hoy el presidente de la entidad, Carlos Jover.

En rueda de prensa para dar a conocer el balance de actuaciones de la ONG en 2007, tanto joven como el coordinador provincial, Francisco Vicente subrayaron el dato en contraste con un descenso en el arribo de embarcaciones con inmigrantes indocumentados y lo achacaron a un cambio en el perfil y la estrategia.

Al hilo de esto último, aludieron al mayor conocimiento que en el país de origen se tiene de la normativa española, que contempla la reagrupación familiar del menor rescatado con parientes en situación regular en el país, por lo que “muchos –revelaron– vienen con el número de un teléfono móvil para contactar directamente”.

El incremento de las embarcaciones interceptadas con ciudadanos subsaharianos a bordo ha provocado, asimismo, la aparición de lo que denominan “pateras familia”, ocupadas, según detallaron, “al completo de gente, entre la que predominan los bebés y las mujeres embarazadas”, un tendencia “difícil de ver en el caso de los inmigrantes de origen magrebí”.

El balance de Cruz Roja-Almería en 2007 concreta que los Equipos de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) realizaron un total de 150 intervenciones con 638 atenciones sanitarias, de las que 36 derivaron en ingresos en complejos hospitalarios de la provincia.

De los inmigrantes atendidos, 465 no alcanzaban la mayoría de edad y 66 fueron mujeres, de las que 12 estaban embarazadas. Por procedencia, 1.252 de los 2.410 inmigrantes detenidos eran de nacionalidad marroquí, 808 argelinos y 278 ciudadanos de países del África subsahariana.

El Gobierno central registró desde el 1 de enero de 2007 la llegada en patera de unos 2.400 inmigrantes a las costas almerienses, lo que supuso un 40 por ciento menos que los extranjeros que penetraron de esta forma en España a través de Almería en 2006.

Sus datos apuntan también a un descenso del número de mujeres detenidas y subrayan aumento de los menores extranjeros no acompañados, que cifró en términos absolutos en 360 personas.

Consultar fuente



A %d blogueros les gusta esto: