Detenidas 25 personas por vender contratos a inmigrantes y estafar 669.000 euros a la Seguridad Social

La Vanguardia

23.04.2008

Entre los detenidos figuran dos abogados que realizaban los trámites en las Oficinas de Extranjería y la Seguridad Social.

Madrid. (EUROPA PRESS).- La Policía Nacional ha detenido a 25 personas por vender contratos de trabajo a inmigrantes a través de dos empresas ficticias que han defraudado a la Seguridad Social 668.800 euros durante los dos años en los que han estado en actividad, según informaron hoy los Ministerios de Trabajo e Inmigración y de Interior.

Los miembros de este grupo organizado habían constituido dos empresas falsas que, sin ejercer actividad alguna, formalizaban contratos y gestionaban el alta en la Seguridad Social a trabajadores inmigrantes a cambio de cantidades de dinero que oscilaban entre los 600 y 2.000 euros. De esta forma, los extranjeros que compraban los contratos podían obtener un permiso de trabajo y de residencia en España.

Los cabecillas de este grupo, de origen nigeriano, convencían a ciudadanas españolas para constituir empresas a su nombre con esta finalidad. Uno de los investigados por la Policía Nacional era el encargado de contactar con las víctimas, proporcionarles la documentación que debían firmar y presentarla en las Oficinas de Extranjeros.

Entre los detenidos figuran dos abogados que realizaban los trámites en las Oficinas de Extranjería y que están acusados de delitos contra la Seguridad Social, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, falsificación y estafa.

Los detenidos
En concreto, se ha detenido a Eva P.S., de 30 años de edad y nacionalidad española, Anselmo R. S., abogado de 40 años y nacionalidad guineana, y Lovette Collins O.E., abogado de 33 años y nacionalidad nigeriana. Además, otras 22 personas de origen nigeriano, excepto una procedente de Gabón, han sido detenidas en Madrid y Toledo por falsificación documental.

La operación policial, realizada por la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal, adscrita a la Comisaría General de Policía Judicial, a requerimiento de la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social de Madrid, ha destapado una deuda a las arcas públicas de más 668.000 euros en un periodo de dos años.

Los falsos contratos y los periodos de carencia permitían a los trabajadores acceder a prestaciones por desempleo o maternidad. Incluso, muchos de estos extranjeros, tras el alta, habían realizado abonos periódicos de unos 300 euros mensuales a las falsas empresas en concepto de seguros sociales, cantidades que los estafadores se apropiaban después. La investigación policial continúa y no se descartan nuevas detenciones.

Consultar fuente



A %d blogueros les gusta esto: