La Policía Nacional de Murcia detiene a cuatro individuos por distintos casos de violencia de género en la capital

La Verdad

23-4-2008

Agentes del Servicio de Atención a la Familia (SAF) del Cuerpo Nacional de Policía de Murcia detuvieron y pusieron a disposición judicial a cuatro varones, detenidos en el día de ayer por radiopatrullas del 091, por diversos casos de violencia de género, y quebrantamiento de orden de alejamiento, según informaron hoy fuentes de la Policía Nacional.
En uno de los casos, una joven ecuatoriana fue objeto de agresión en plena calle por parte de su ex novio, M.C.C, de 36 años y de la misma nacionalidad, cuando se enteró de que había entablado nueva relación con otro chico. Por este motivo, y tras mantener una discusión con su ex novia, en presencia de una amiga, le dio varios puñetazos en la cara.

Cuando la joven quiso llamar a la Policía, el detenido se lo impidió quitándole el móvil y llamando desde el mismo al padre de la víctima, profiriéndole la frase amenazante “mira lo que le pasa a tu hija”, al mismo tiempo que acercaba el móvil al rostro de la joven para que escuchara su llanto.

Otro de los detenidos por el 091 responde a las iniciales de V.S. de 35 años y nacionalidad ucraniana, que fue arrestado en su domicilio en el Barrio de San Juan de Murcia, a requerimiento de su pareja sentimental, de la misma nacionalidad, quien manifestó a los agentes que la estaba golpeando porque no quería que se relacionara con sus amigas.

Igualmente, una mujer de nacionalidad boliviana requirió la presencia en su domicilio del 091, al cual había acudido su ex pareja sentimental, A.H, marroquí de 30 años, para coger sus pertenencias, dándole varios puñetazos en el rostro y amenazándole con represalias futuras.

Finalmente, y en un control habitual realizado por la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional fue identificada, entre otros, una pareja de nacionales ecuatorianos, dándose la circunstancia que el varón tenia decretada Orden de Alejamiento, con prohibición de aproximarse o comunicarse con su acompañante a menos de 300 metros, en virtud de denuncia por malos tratos interpuesta por su acompañante y pareja sentimental.

Consultar fuente



A %d blogueros les gusta esto: