Viajaban en un coche con 126 millones de pesetas de dudosa procedencia

20Minutos

23-4-2008

  • Los sospechosos insistieron en que el juzgado les devolviera el dinero.
  • El fiscal pide 5,5 años años de prisión y una multa 1,6 millones de euros para cada uno de los cuatro acusados por blanqueo de capitales.

Demasiado dinero contante y sonante como para pensar que era para hacer turismo. La Sección Primera de la Audiencia Provincial juzgará hoy a cuatro hombres de diferente nacionalidad después de que fueran sorprendidos por la Guardia Civil viajando en un turismo con el equivalente a 125.819.088 pesetas.

Uno de los acusados tenía también más 250.000 dólares y casi 400.000 euros en varias cuentas

Según el relato del Ministerio Fiscal, corría el día 12 de noviembre de 2001, cuando los funcionarios de la Benemérita, en un control rutinario, pararon un vehículo con matrícula de Portugal, que resultó ser de alquiler, en el que viajaban los acusados P. R. B. S., al volante, y E. F. A. W., quienes transportaban, en el interior de dos bolsas de viaje, el equivalente a cerca de 126 millones de pesetas. En concreto, una bolsa portaba 99.114.088 pesetas y, en la otra, 26.705.000.

El conductor reconoció que había recibido el dinero en la localidad portuguesa de Marina de Vilamoura, de un tercer acusado, C. A. P., de nacionalidad y residencia lusa, para trasladarlo a La Línea de al Concepción y allí cambiarlo a pesetas. También reconoció que había llevado a cabo en otras ocasiones operaciones similares, recibiendo a cambio la cantidad de 300.000 escudos.

De esta manera, y tras intervenir también seis teléfonos móviles, se iniciaron las actuaciones en el Juzgado número 1 de Puerto Real, acordándose el depósito del dinero mientras se sustanciaba el procedimiento, aunque el primero de los acusados intentó que se le devolviera, no accediendo a ello el magistrado.

Pertinaz en su intención de recuperar tan jugosa cantidad, se puso de acuerdo con el cuarto acusado, T. C., de nacionalidad británica, quien, conociendo presuntamente su procedencia ilícita, se presentó en el juzgado el 12 de enero de 2003, junto con el primer acusado, y se hizo pasar por el propietario del dinero, aportando varias fotocopias con las que pretendía justificar este extremo. Sin embargo, como no quedó acreditada la procedencia legal del dinero, el juzgado volvió a negarse en redondo a la reclamada devolución.

Los detenidos tenía una larga lista de antecedentes

Se daban también circunstancias concomitantes: el primero de los acusados tiene antecedentes por tráfico de drogas, siguiéndose contra él un procedimiento penal en la localidad de Faro, acusado por la fiscalía portuguesa de adquirir cuatro kilos de hachís y constando entre los hechos del escrito acusatorio que individuos ingleses le habían pagado por ello. Por otra parte, el tercero de los acusados tiene antecedentes por delitos de robo con violencia y uso de armas, en los años 1998, 2000 y 2003. Al acompañante del coche le constan también antecedentes en Interpol Lisboa por otro presunto delito de narcotráfico entre el sur de España y Portugal.

Ninguno de los acusados ha acreditado la procedencia lícita del dinero intervenido, y consta que el primero de todos disponía en diferentes cuentas corrientes de 254.589 dólares americanos y 379.543, 89 euros, también intervenidos, sin que se le conozca ninguna actividad mercantil en España.

La Fiscalía de Cádiz considera todos estos hechos constitutivos de un delito de receptación, en la modalidad de blanqueo de capitales derivados del narcotráfico, y pide para cada uno de los acusados la pena de cinco años y seis meses de prisión y una multa de nada más y nada menos 1.600.000 euros.

Consultar fuente



A %d blogueros les gusta esto: