Treinta años de prisión por introducir cocaína en envíos postales desde Colombia

Yahoo Noticias

Gijón, 23 feb (EFE).- La sección octava de la Audiencia Provincial de Asturias ha condenado a 30 años de prisión a los cuatro acusados de introducir 7,5 kilos de cocaína oculta en relojes de pared que eran enviados desde Colombia en paquetes postales para los que la fiscalía solicitaba penas que sumaban 51 años de cárcel.

El tribunal ha aplicado la pena más alta al ciudadano venezolano A.F.S., considerado uno de los responsables de la red, al que se le ha impuesto una condena de once años y tres meses de prisión y al pago de una multa de 300.000 euros.

Por su parte, los receptores de los paquetes postales, en los que la droga se encontraba oculta en relojes de pared, han sido condenados a nueve años y seis meses de prisión en el caso del ovetense A.G.M. y de cinco años en el de los gijoneses J.P.R. e I.R.C., además de a multas por importe de cien mil euros a cada uno.

La sentencia considera probado que A.F.S. era el encargado de introducir la droga en España junto al prófugo Luis Alberto B.R., conocido por el apodo de ‘Carlos’, y que logró darse a la fuga antes de que se pusiesen en marcha la “Operación cartero” para desarticular la red a finales de 2006.

La operación fue llevada a cabo conjuntamente por la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y Vigilancia Aduanera en octubre del año 2006 y la droga decomisada, cuyo grado de pureza supera el 75 por ciento, fue valorada en 438.00 euros.

El juez ha condenado además a la inhabilitación por el mismo tiempo de las penas y al pago de la cuarta parte de las costas del juicio a cada uno de los cuatro inculpados.

El presidente de la Sección Octava de la Audiencia, Eduardo Donapetri, ha leído hoy en audiencia pública el fallo, que contempla el atenuante de politoxicomanía para J.P.R. e I.R.C., que eran destinatarios de los paquetes postales.

Estos acusados fueron detenidos tras efectuarse registros domiciliarios al no haberse presentado en Correos a recoger los paquetes alertados de la detención de A.G.M unos días antes cuando recogía uno de los envíos.

El tribunal ha considerado la circunstancia agravante de “notoria importancia” en la participación necesaria de A.F.S, y de A.G.M. y ha desechado la petición de las defensas del atenuante de adicción a las drogas.

En ese sentido, la sentencia expresa que de los informes médicos y periciales realizados se deduce que ambos acusados son “consumidores abusivos” de sustancias psicotrópicas pero “no hay dependencia o adicción”.

Consultar fuente



A %d blogueros les gusta esto: